Gingrich busca solución para indocumentados

Gingrich busca solución para indocumentados
Una notable presencia de hispanos se dieron cita para apoyar a Newt Gingrich en Orlando.
Foto: Iza Montalvo / La Prensa

Miami/EFE – El precandidato republicano Newt Gingrich, de campaña en Florida para tratar de ganarse el voto latino, volvió a insistir ayer en la necesidad de “políticas migratorias para toda aquella persona que está en Estados Unidos ilegalmente”.

Ante un centenar de personas -la mayoría exiliados cubanos- que acudieron al emblemático Restaurante Versailles de la Calle 8 de Miami, Gingrich explicó que el país necesita “políticas migratorias” con las que regular la situación de la gente que se encuentra en este país sin un estatus legal.

En este sentido, y como ya había dicho anteriormente durante su campaña por hacerse con lo nominación republicana, Gingrich expresó su compromiso de facilitar la entrada de extranjeros con “un programa de visas legal y moderno”.

“Miren a Disneyworld, a las compañías de cruceros,… Necesitan (los extranjeros) una visa para entrar en el país legalmente. Estamos matando billones de dólares procedentes del turismo que quieren venir a Estados Unidos y gastar dinero. Eso es bueno”, dijo el precandidato, tomando como ejemplo la poderosa industria del turismo en Florida.

El expresidente de la Cámara de Representantes en los años noventa y con más de tres décadas de trayectoria política mostró su oposición a que hayan “abuelos que viviendo en el país durante más de 25 años sean deportados y que muchas familias queden rotas”.

Por eso, el republicano propone la creación de una comisión para revisar todos los casos de deportación.

“Si usted puede demostrar que ha estado aquí, que ha pagado sus facturas y que tiene una familia americana bajo su responsabilidad, no le vamos a dar la ciudadanía americana directamente pero tendrá un permiso de residencia permanente para que no tenga que marcharse del país y abandonar a su familia”, indicó Gingrich, quien se mostró confiado en ganar las primarias de Carolina del Sur el próximo 21 de enero y pidió la ayuda de todos los asistentes para conseguir otra victoria en Florida el próximo día 31.

Por eso no dudó en pedir a su hija, Jackie Gingrich, que abogara en su favor en español:”Estoy muy feliz y espero que todos voten a mi papá.”