Romney debe remendar su relación con los hispanos

Guía de Regalos

Mitt Romney, presunto candidato presidencial del Partido Republicano, entabló intentos iniciales este mes para ganarse el crítico apoyo de los electores latinos, sin embargo fracasó con no enfrentarse a su propio historial negativo con temas de alta prioridad para los votantes latinos.

Durante un evento de la campaña primaria en Nuevo Hampshire el 9 de enero, habló de la necesidad de “convencer a más latino-americanos a votar republicano” si el partido quiere ser competitivo en noviembre contra los demócratas y Barack Obama, quien ya está en plena campaña para ser reelegido.

Haciendo campaña contra John McCain en el 2008, Obama ganó con un 67 por ciento del voto latino.

El 11 de enero, Romney emitió su primera propaganda por televisión en español en el condado Miami-Dade, en Florida, que tiene una alta población latina.

En un debate republicano televisado el 22 de septiembre, Romney atacó al gobernador de Texas, Rick Perry, por haber promulgado una ley hace diez años que otorga a estudiantes indocumentados el derecho a pagar matrícula a nivel de residentes estatales en las universidades del estado de Texas y volvió a afirmar que no apoyaría una propuesta de reforma migratoria que legalizara ninguna de las 11 millones de personas indocumentadas de la nación.

En una entrevista con Univisión el 11 de enero, el representante demócrata por California, Xavier Becerra, comentó que si Romney seriamente quiere reclutar a electores latinos, debe cambiar su posición dura en cuanto a la inmigración. “Tiene razón que debe atraer a más latinos a su candidatura. Donde se equivoca es en el hecho que cada vez que dice algo, hace todo menos atraer a latinos a su candidatura”, dijo Becerra.

Adam Busto, presidente del grupo Somos Republicans, señala que, tanto el respaldo de Kobach para Romney como sus posiciones en cuanto a la inmigración y la ley DREAM, son indicaciones que el candidato no está al tanto de los temas de importancia para los latinos. Somos Republicans es la mayor organización de este rubro a nivel nacional, y cuenta con 6,000 miembros. Busto dijo que al menos que Romney cambie su posición en cuanto a ley DREAM, el grupo no le dará su apoyo si llega a ser el nominado republicano. El grupo hasta consideraría dar su respaldo a un candidato demócrata o de otro partido, le dijo a Hispanic Link.

Romney emitió la propaganda en español sólo un par de semanas previas a las primarias del 31 de enero en la Florida, donde el 22,5% de la población es latino.

Romney ganó el voto de la asamblea en Iowa el 3 de enero y la primaria en Nuevo Hampshire el 9 de enero. El siguiente voto será el 21 de enero en Carolina del Sur, y una encuesta reciente indica que se está gestando una contienda reñida entre Newt Gingrich, Rick Santorum y Romney.

Gingrich ha dicho que si gana Romney en Carolina del Sur, “es probable que salga nominado”. También señala cómo la ventaja que tiene Romney en términos de la financiación de su campaña le da un impulso. Durante los últimos tres meses del 2011, Romney recaudó $24 millones, mientras que combinados, Ron Paul y Gingrich recaudaron $22 millones.

La mayoría de analistas afirma que un candidato republicano debe ganarse mínimo el 40% del voto hispano para ganarse la Casa Blanca. Una encuesta del 28 de diciembre del Centro Hispano Pew, indicó que en una contienda contra Obama, Romney ganaría el 23% de tal voto mientras que el presidente obtendría el 68%.