Enorme piedra en el camino de NY

Enorme piedra en el camino de NY
Carmelo Anthony (centro) penetra la defensa de Anthony Parker (izq.) y Kyrie Irving (der.), de los Cavaliers, en la más reciente presentación de los Knicks.
Foto: EFE / David Maxwell

NUEVA YORK – Como van las cosas, al parecer los Knicks no encuentran la fórmula para ganar partidos. Aunque el equipo neoyorquino cuenta con varios de los mejores jugadores de la NBA, se le hace difícil demostrarlo ante sus rivales en el tabloncillo.

Con marca negativa de 7-11 (.389), donde sólo han podido obtener una victoria en los últimos ocho juegos, incluyendo la última derrota anteanoche 91-81 ante los débiles Cavaliers (7-10, .412), en Cleveland, los neoyorquinos entrenados por Mike D’Antoni se embarcaron para Miami a enfrentarse hoy (8:00 p.m.) al Heat, equipo que cuenta con LeBron James y el posible regreso de Dwyane Wade a la cancha, quien ha estado ausente por seis juegos consecutivos, debido a una lesión en un tobillo.

“Tenemos talentos en el club, pero nos falta compenetrarnos uno con otro” dijo Tyson Chandler, ex jugador de los campeones Mavericks de Dallas, quien en su primera temporada con el equipo del Madison Square Garden forma parte de la trilogía estelar junto a Amar’e Stoudemire y Carmelo Anthony.

El Heat, otra vez, parte como favorito para ganar la Conferencia Este y en estos momentos tiene la mejor marca del sureste (13-5, .722). El único quinteto que lo supera en el Este son los Bulls de Chicago (16-4, .800) que dominan la parte central.

A Nueva York también se le está haciendo difícil optar por la clasificación a los playoffs por segundo año consecutivo, teniendo en estos momentos nueve equipos con mejores records en su conferencia, así como otros pisándoles los talones.

“No hay duda, estamos fallando”, dijo Anthony, quien en el juego anterior que ganó Nueva York en Charlotte 111-78, sólo encestó un punto, mientras que anteanoche mejoró su ofensiva con 15 tantos (5-14; 5-7 en la línea de foul).

“Es la misma vieja historia”, dijo por otro lado, D’Antoni. “Tenemos que buscar la forma de anotar. Estamos bien en defensa, pero no logramos encestar para ganar”, agregó.

Los Knicks tienen 4-5 fuera y 3-6 en su casa. Nada gracioso ni prometedor.

“No estamos moviendo la bola, como debemos. Tenemos que buscar el espacio apto para encestar”, dijo Stoudemire, quien en el último encuentro en Cleveland tuvo la mejor puntuación de Nueva York: 19 puntos (9-19) y capturó seis rebotes (6-14).

“Estamos supuestos a ser consistentes y no estamos concentrados en esto”, subrayó Chandler, quien contra Cavaliers logró 11 tantos, pero a la defensiva no estuvo a la altura, atrapando sólo un rebote (1-9).

Luego del juego de esta noche en Miami, los Knicks parten mañana a Houston a enfrentarse a los Rockets, para regresar a su hogar del Garden el martes 31 para darle la bienvenida a los Pistons de Detroit, sotaneros de la División Central.

Por el momento no está en juego la cabeza del coach D’Antoni, pero después del Juego de Estrellas, a jugarse el 26 de febrero en Orlando, Florida, algo puede suceder.

Esperemos.

constantino.viloria@eldiariony.com