Privilegios y obligaciones

Un tropo común de los Republicanos es que este debería ser un país en que todos pueden avanzar sin que el gobierno ponga obstáculos. Es un mensaje poderoso porque les permite acusar a los Demócratas de preferir una sociedad de privilegios sin obligaciones, en que los impuestos se usan para pagarles a los que no quieren trabajar duro.

Un mensaje de oportunidad debería resonar con los latinos, una comunidad que cada año es una fuerza política mas importante (particularmente en estados como Florida, donde hay una primaria Republicana mañana). De acuerdo a encuestas del Pew Foundation, los latinos son mas optimistas que los demás cuando imaginan su futuro económico. Aunque han sufrido mas gravemente en este crisis, suelen creer mas que los demás que tienen una vida mejor que la de sus padres y confían en que sus hijos vivirán aun mejor. Son los electores Republicanos ideales.

Entonces ¿por que insisten los Republicanos en ajenar a la comunidad hispana con una retórica antiinmigrante tan agrio? ¿Si los hispanos, y sobre todo los que nacieron fuera del país, son los que anhelan mas que nadie la posibilidad de trabajar duro para vivir mejor, porque arriesgar su apoyo con un mensaje tan enajenadora?

Porque el “oportunidadismo” Republicano es insincero. La base Republicana quiere mas oportunidades económicas – mas trabajo e impuestos mas bajos – pero no para todos. Eso seria invitar competencia, sea de fabricas en China o de trabajadores Mexicanos.

Lo que quieren son oportunidades para su grupo selecto. Por eso aplauden cuando se habla de oportunidades en vez de privilegios, y aplauden con mas fuerza cuando se habla de cerrar la frontera. Es así como un Republicano puede honrar a los que tienen aspiraciones mientras que se opone al Dream Act.

Y si ese es el mensaje Republicano – que las oportunidades económicas no se comparten con todos – entonces ellos y no los Demócratas son el partido de privilegios sin obligaciones.