Liberan a indocumentada entregada a ICE

Acusarán al Departamento de Policía de violar el “santuario” que ofrece Chicago a los indocumentados
Sigue a El Diario NY en Facebook
Liberan a indocumentada entregada a ICE
Rose Tchakounte, de Camerún fue entregada por la policía de Chicago a agentes de ICE.
Foto: Archivo

Chicago.- Una inmigrante africana detenida por la policía y entregada a Inmigración para deportación fue dejada en libertad hoy, después que la Coalición de Illinois para los Derechos de Inmigrantes y Refugiados (ICIRR) acusara al Departamento de Policía de violar el “santuario” que ofrece Chicago a los indocumentados.

Mónica Treviño, vocero de prensa de la coalición, informó a Efe que Rose Tchakounte, de Camerún, quedó en libertad y deberá reportarse a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en tres meses, “pero no hay garantías de que no será deportada”.

La detención fue denunciada hoy temprano por ICIRR, porque la policía habría violado órdenes ejecutivas y ordenanzas municipales vigentes que convirtieron a Chicago en “santuario” para los indocumentados.

Lawrence Benito, director ejecutivo de la coalición, dijo en conferencia de prensa que Tchakounte, de 54 años y con un hijo ciudadano, fue detenida este miércoles por una violación de tránsito.

Al parecer la policía descubrió una orden de detención pendiente de Inmigración porque Tchakounte no se presentó a una audiencia sobre su pedido de asilo, y contactó a ICE para que asumiera la custodia de la inmigrante.

Benito dijo que la conducta policial viola órdenes ejecutivas de 1985 y una ordenanza municipal de 2006 que prohíbe a las agencias municipales cooperar con ICE.

Según Benito, no se trataría de un caso aislado porque ICIRR tiene información que habría sucedido lo mismo los hermanos inmigrantes Oscar y César Peláez de 18 y 19 años.

Dijo que Oscar fue detenido en Chicago por agentes policiales y admitió su condición de indocumentado, por lo que recibió una multa.

Sin embargo, al día siguiente agentes de ICE se presentaron en su domicilio y lo arrestaron, al igual que a su hermano. Ambos se encuentran actualmente a la espera de ser deportados en el centro de detención de Inmigración de la ciudad de Kenosha, Wisconsin, sin derecho a fianza o a un abogado.

“Exhortamos al alcalde Rahm Emanuel y al superintendente de policía Gerry McCarthy a que cumplan con el espíritu y la letra de la política migratoria vigente en esta ciudad desde hace mucho tiempo, para proteger a nuestra comunidad y a todas las familias de Chicago”, dijo Benito.

Por su parte, Alie Kabba, presidente de la Organización de Africanos Unidos y presidente de ICIRR, dijo que la detención de Rose era “una mancha en el historial de Chicago, como ciudad que da la bienvenida a todos los inmigrantes”. EFE