La otra elección de este año

Las elecciones en los EE.UU. este noviembre serán entre candidatos – Demócratas versus Republicanos, tanto para la presidencia como para el congreso. En ese sentido no son excepcionales. Pero también serán un sondeo del un electorado con graves dudas sobre si el gobierno en general, no importa que partido lo domina, puede gobernar.

Aunque es muy probable que el presidente Obama gane de nuevo, seria una victoria de un presidente con poco apoyo publico enfrentando otro candidato con aun menos. Y aunque muchos congresistas podrán retener sus puestos, será frente a un electorado que considera que el Congreso es un fracaso.

El punto es que las elecciones que vienen no representarán un saneamiento político, porque no cambiaran la forma en que funciona el gobierno. Un gobierno republicano, como el de los EE.UU., debería ser un cuerpo de representantes elegidos en base de sus principios fundamentales – sean conservadores o liberales – pero también porque tienen el buen juicio y la buena fe que se necesita para gestionar efectivamente. Funcionaria el gobierno, estableciendo leyes, proviniendo servicios importantes, guiando inversiones públicas y fomentando el desarrollo.

Y si esa gestión no fuera del agrado del electorado, habría elecciones cada par de años para reemplazar a esos representantes.

En los EE.UU. hemos traicionado al republicanismo que he descrito. Porque hoy elegimos a fundamentalistas y sin buen juicio y buena fe. ¿El resultado? Un cuerpo de representantes sin la capacidad ni la voluntad de gestionar. Es por eso que el año pasado el gobierno casi suspendió sus operaciones por falta de un presupuesto y casi suspendió pagos sobre su deuda. Esto en la economía más grande y poderosa del mundo.

En noviembre la decisión nominal será entre Demócratas y Republicanos. Pero la verdadera decisión debería ser entre los que quieren un gobierno que funciona y los que simplemente quieren promover su ideología, aun si hay que sacrificar el funcionamiento del gobierno.

Desafortunadamente, esas opciones no aparecerán en la papeleta.