Fondos contra el asma en barrios latinos

Autoridades ofrecerán talleres para educar a la comunidad sobre este mal
Fondos contra el asma en barrios latinos
La niña Migoni Cortez sufre de asma y según su madre Areli Serapio, toda la familia sufre cuando ella enferma.
Foto: Zaira Cortés

Nueva York – Enfrentar el asma de su hija Migoni Cortez, de cuatro años es un desafío cada vez más difícil de vencer para la madre mexicana, Areli Serapio, de 29 años y residente de El Bronx.

“Mi hija recibe tratamiento médico continuamente. Cuando enferma de catarro la llevamos al doctor de inmediato porque el asma lo complica todo”, dijo.

Areli destacó que su hija padece asma crónica desde hace dos años; sin embargo, la pequeña se esfuerza por llevar una vida normal.

“Toda la familia sufre cuando mi hija enferma. Es muy doloroso verla con dificultades para respirar”, agregó la madre.

Según la Corporación de Salud y Hospitales de Nueva York, HHC, en El Bronx y Brooklyn se registran anualmente el mayor número de hospitalizaciones relacionadas con asma, por lo que el Departamento de Estado otorgó recientemente más de $1.8 millones para combatir la enfermedad en esos condados.

Los fondos serán utilizados para identificar y monitorear poblaciones con alto riesgo de padecer asma, además de crear programas para ampliar el acceso a servicios médicos y reducir el número de hospitalizaciones. También se crearán talleres para educar a la comunidad acerca de esta enfermedad.

Los hospitales Lincoln, en El Bronx, y Woodhull, en Brooklyn, recibirán hasta $900 mil en los próximos cinco años. Los beneficiarios recibirán inicialmente $180 mil por un periodo de 12 meses.

Areli Serapio y su hija, al igual que cientos de familias latinas, podrían beneficiarse con esta subvención.

“Hemos acudido al Hospital Lincoln para tratar el padecimiento de mi hija. Es un alivio saber que ahora tendremos acceso a más recursos”, manifestó la mujer.

El Hospital Lincoln, en coordinación con el Centro de Salud Mental, desarrollará el programa The Bronx RESPIRAR Coalition, BRC, integrado por diversas agencias locales de salud, farmacéuticos y funcionarios electos.

Iris Jiménez-Hernández, presidenta ejecutiva del Hospital Lincoln, confió en que los recursos ayudarán a disminuir casos de asma en el Sur de El Bronx.

Por su lado, el hospital Woodhull enfocará esfuerzos en reducir problemas de asma en niños menores de 17 años y adultos mayores de 65 años.

Según el Departamento de Salud del Estado de Nueva York, un estimado de 1.5 millones de adultos y 491,000 niños padecen asma. Más de 162,000 han recurrido a urgencias por complicaciones. Se registran anualmente más de 39.000 hospitalizaciones a causa de esa enfermedad crónica.

En este contexto, Alan D. Avilés, presidente de HHC, insistió en que el asma continúa siendo una enfermedad común entre niños de Nueva York.