Unidos por más viviendas en Alto Manhattan

Identificarán lugares donde se puede construir más centros habitacionales
Unidos por más viviendas en Alto Manhattan
Inwood ha sido uno de los vencindarios neoyorquinos que ha sufrido un éxodo de residentes a través de los años.
Foto: AP

NUEVA YORK – En los últimos 10 años, más de 21,000 residentes se han mudado de los vecindarios de Washington Heights, Inwood, y Marble Hill, en el Alto Manhattan.

Entre las razones del éxodo figuran los miles de apartamentos bajo alquileres regulados que estas comunidades han perdido en los últimos (La ciudad de Nueva York pierde más de 10,000 apartamentos bajo alquileres regulados cada año. Desde 1997, se han perdido más de 300,000 unidades), los desalojos ilegales provocados por caseros negligentes, y la falta de construcción de viviendas asequibles.

Con el fin de solucionar el problema, el próximo domingo una coalición de oficiales electos, encabezada por el concejal Ydanis Rodríguez, y varias organizaciones comunitarias, lanzarán la iniciativa Community United for True Affordable Housing.

Rodríguez, quien representa el Distrito 10, uno de los más afectados por el éxodo de residentes, dijo que la coalición le hará una llamado a la administración del alcalde Michael Bloomberg, para que de las miles de unidades de viviendas asequibles que la ciudad planea construir en los próximos dos años, se designe una parte para el Alto Manhattan.

Rodríguez se refiere a la New Housing Marketplace Plan (NHMP) de la administración Bloomberg, una iniciativa de $8.4 mil millones para financiar 165,000 viviendas asequibles destinadas a medio millón de neoyorquino para el año 2014. “De las miles de viviendas asequibles que la ciudad ha construido bajo este plan en los últimos 10 años, en el norte de Manhattan apenas se han construido unas 100 unidades, localizadas en el edificio 228-238 de Nagle”, dijo Rodríguez. “La excusa de la ciudad siempre ha sido la falta de espacio, pero el domingo vamos a identificar siete lugares donde se puede desarrollar este tipo de viviendas, entre ellos un solar en la calle 172 y Amsterdam”, señaló.

El asambleísta Guillermo Linares dijo que en la ciudad hace falta construir más viviendas bajo subsidios públicos, especialmente en las comunidades del Alto Manhattan, “las cuales han experimentado uno de los éxodos más grande de la ciudad, de familias que han tenido que mudarse hacia otros condados u otros estados, porque no pueden costear los altos alquileres”.

“La construcción de más viviendas asequibles en el Alto Manhattan debe ser un compromiso de los tres niveles gubernamentales, no sólo para preservar las leyes que protegen a los inquilinos, sino para buscar una solución que responda a la necesidad concreta que hay”, expresó Linares.

Diógenes Abreu, organizador de inquilinos de la Northern Manhattan Improvement Corporation, una de las organizaciones comunitarias de la coalición, dijo que entre las causas del éxodo de residentes, la mayoría latinos de la clase trabajadora, están la falta de representación legal en las cortes de vivienda, y la falta de organizadores de inquilinos que ayuden a los residentes a conocer sus derechos y a saber cómo defenderse.

“Nosotros recibimos en nuestra agencia miles de casos de inquilinos que necesitan representación legal cada año, y con el personal que tenemos no podemos llenar las necesidades de la comunidad”, dijo Abreu. “Además de más viviendas asequibles, queremos que transformen las leyes de modo que protejan más a los inquilinos, y que se designen suficientes recursos para contratar más abogados y más organizadores comunales”, señaló.

Sussie Lozada, directora ejecutiva del Proyecto de Participación Ciudadana, otra de las organizaciones de la coalición, dijo que además de pedir viviendas asequibles, buscan que muchas de estas viviendas puedan ser adquiridas por inquilinos de la clase trabajadora.

“Tenemos que ayudar a los inquilinos a comprar sus viviendas, para que no sean víctimas de malos caseros y no tengan que abandonar sus comunidades”, señaló Lozada.

Eric Bederman, del Departamento de Preservación y Desarrollo de la Vivienda, HPD, dijo que la agencia quiere ayudar a construir viviendas asequibles en cualquier lugar que se necesite, “pero es una cuestión de oportunidad y recursos en una zona determinada”.

“Trabajaremos con cualquiera que desee presentarnos un plan viable y real para construir y preservar viviendas donde se necesiten”, dijo Bederman, indicando que el solar de la calle 172 y Amsterdam “no pertenece ni es controlado por HPD”.