Obispo hondureño quiere ser presidente

El prelado que fue separado por El Vaticano es promovido por una corriente denominada "Liberales Auténticos", surgida tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el entonces presidente Manuel Zelaya.
Obispo hondureño quiere ser presidente
Luis Alfonso Santos anunció sus intenciones de competir por la presidencia de Honduras.
Foto: efe

Tegucigalpa/EFE – El obispo retirado Luis Alfonso Santos dijo que quiere ser presidente de Honduras por tantos pobres que hay en su país, los que indicó que suman unos “cinco millones”, incluidos “dos millones y medio de indigentes”.

“Vamos con todo, usted cree que es aceptable que se viva diciendo que Honduras es un país pobre, siendo un país rico en recursos naturales, madera, agua, minería metálica y tal vez hidrocarburos”, subrayó Santos en una rueda de prensa, al confirmar que buscará la candidatura presidencial por el opositor Partido Liberal.

El prelado, que a finales de 2011 por razones de edad (75 años) fue separado por El Vaticano como obispo de la Diócesis de Copán, en el occidente de Honduras, es promovido por una corriente denominada “Liberales Auténticos”, surgida tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009 contra el entonces presidente Manuel Zelaya.

Santos, quien condenó el golpe de Estado, indicó que si no gana la candidatura presidencial por el Partido Liberal, al que pertenecía Zelaya cuando fue sacado del poder y del país, tampoco apoyará a los liberales “golpistas” que apoyaron el derrocamiento del expresidente.

“No apoyaré a los golpistas”, recalco el obispo, quien además explicó que la rueda de prensa no era para dar a conocer su plan de gobierno, sino para anunciar que va “con todo” en busca de la presidencia de Honduras, país con 8,2 millones de habitantes.

“No estoy prometiendo nada en concreto, lo que digo es un plan de desarrollo, obviamente yo necesito el apoyo de los científicos y de los técnicos para hacer ese plan, pero una vez que lo tengamos lo vamos seguir”, acotó.

En opinión de Santos, el gobierno que preside Porfirio Lobo, quien asumió el 27 de enero de 2010, “no está siguiendo ningún plan de desarrollo”, sino que hace algunas actividades, pero el país no tiene “un plan ni a corto, mediano, ni largo plazo”, aunque el gobernante promueve un “Plan de Nación” a 25 años.

Añadió que de los precandidatos liberales que buscan la candidatura presidencial, unos siete, él es “el único” que está haciendo propuestas sobre “dos millones y medio de indigentes en Honduras”. Santos dijo que ha hablado con sociólogos sobre un plan de salubridad pública, producción agrícola, ganadera y de animales de corral para atender los problemas de los pobres.

Sin precisar detalles, señaló que de llegar a ser presidente buscará mecanismos para que Honduras pueda producir y exportar más.