Inquietud tras feroz tiroteo en Williamsburg

BROOKLYN – La balacera entre presuntas bandas rivales que hirió de gravedad a un niño de 10 años ha alterado la tranquilidad de uno de los barrios más transitados y con tradición de ser más tranquilos de Brooklyn.

El intercambio de disparos entre varios adolescentes que discutían se produjo alrededor de las 11 de la noche del lunes en Broadway, cerca de la estación de Hewes de las líneas J y M que pasan por Williamsburg, según la policía.

Se trata de una zona en la que, a cualquier hora del día o de la noche, hay decenas de comercios abiertos y muchísima gente por la calle.

“No estaba en mi casa cuando sucedió, pero cuando me enteré de la balacera me eché las manos a la cabeza”, contó Rosana del Valle, que vive prácticamente enfrente de donde se produjo el tiroteo.

Williamsburg ha demostrado ser uno de los barrios más seguros de Brooklyn en los últimos años, aunque la tendencia puede estar cambiando. Según la policía, en todo 2011 se registraron sólo cinco asesinatos en toda la zona. Este año, sin embargo, ya han ocurrido tres, a una media de uno por mes.

Además, en sólo tres meses de 2012, la cifra de robos también se sitúa en registros notablemente superiores a los del año pasado, a estas alturas.

“Llevo más de diez años viviendo en Williamsburg y me da miedo que esto que ha pasado signifique que volvamos a la inseguridad que tenía este barrio antes”, dijo Feli Huerta, un pequeño comerciante de la zona.

A principios de los años noventa, en Williamsburg se producían más de 20 homicidios y más de 2,000 robos por año, pero desde finales de esa década los índices de seguridad son muy altos.

La investigación sigue abierta y al cierre de esta edición no se había detenido a ningún sospechoso. Los primeros reportes indicaban que fue producto de una discusión entre bandas rivales, un problema que, según la fiscalía de Brooklyn, se ha extendido a todas las zonas y niveles del condado.

El niño que resultó herido por una bala perdida quedó internado en condición estable en el hospital Bellevue y se espera que se pueda restablecer.