El fin del petróleo

Si viviste en California desde 1996 a 1999 fuiste testigo de un experimento masivo sobre el futuro de la industria automovilística. GM, el gigante de los motores, comenzó a arrendar el EV-1, un auto completamente eléctrico que ha sido la inspiración de las nuevas generaciones de vehículos que utilizan estas avanzadas tecnologías. Aunque solo unos años después GM ordenó la destrucción de estos vehículos perdiendo así una de las mayores oportunidades que ha tenido un fabricante de autos de dominar un mercado naciente, el auto eléctrico está vivito y coleando.

Hace unos días visité el show de autos de Nueva York y presencié esta transformación con mis propios ojos. Más y más fabricantes están presentando automóviles híbridos y eléctricos, con más variedad que nunca. Los conceptos se están convirtiendo en autos de producción y nuestra realidad finalmente está cambiando.

Los autos híbridos han sido el parche que la industria ha tenido que poner para resolver el problema de la autonomía. Aunque las tecnologías modernas de las baterías han progresado increíblemente desde el lanzamiento del EV-1, el rango de los automóviles eléctricos todavía no es aceptable para una gran parte del mercado, pero estamos llegando. Un auto que vale la pena mencionar es el concepto de Infiniti LE, un auto completamente eléctrico que tiene una autonomía de 100 millas y se recarga en sólo 8 horas. Se recarga inalámbricamente por inducción al parquearlo sobre una alfombra especial que puedes tener en el garaje de la casa.

Los precios de la gasolina no van a bajar, la tendencia futura es que se vuelvan todavía más caros. Esto no tiene que ver absolutamente nada con la estabilidad de los gobiernos del Medio Oriente, éste es sólo un evento temporal como muchos otros que han ocurrido en el área. Los precios del combustible no van a bajar a largo plazo porque este es un recurso no renovable, finito y los países como India y China están creando una clase media creciente, una clase media que quiere vivir como Estados Unidos, tener sus propios autos y, por tanto, el consumo seguirá creciendo.

¿Por qué el petróleo ha sido tan exitoso y por qué todavía dependemos tanto de él? Muy fácil, porque ningún otro combustible puede convertirse en energía a un costo tan bajo. Por cada barril de petróleo que se utiliza, resulta el equivalente de X cantidad de personas trabajando por un año. ¿Cuál es la desventaja? El petróleo es un recurso limitado. No importa si cavamos, socavamos y perforamos cada sitio donde pueda existir, este combustible fósil se va a terminar. Los científicos saben esto, los gobiernos saben esto, pero las personas parece que no han interiorizado este inevitable futuro.

La tecnología de los autos eléctricos e híbridos todavía está en pañales. En los próximos años vamos a tener más opciones que nunca del motor que podemos colocar en nuestros autos, solo espero que seleccionemos las opciones que no solo son buenas para el medio ambiente, sino también para nuestro bolsillo.