Productor de Aventura queda en libertad

Franklin Romero estaba acusado de traficar con drogas en una red de NY

NUEVA YORK – El productor dominicano de la popular banda Aventura, quien fue acusado de narcotráfico, no pudo contener las lágrimas ayer cuando un juez federal le dejó en libertad.

Franklin Romero dijo antes de oír su sentencia que es un hombre distinto al que hace 12 años huyó a la República Dominicana por miedo a ser procesado y pidió perdón a su familia y a la corte por los daños causados.

“Su Señoría, estoy aquí aceptando mi responsabilidad. Le agradezco la oportunidad porque me quitó un peso de encima que he cargado durante 12 años”, le dijo al juez en una sala de la corte federal de Manhattan. “Soy consciente de que cometí un delito serio”.

El juez Lawrence McKenna dijo que el acusado ya ha cumplido con su pena tras las rejas y en arresto domiciliario y ordenó que las autoridades supervisen a Romero durante un año.

Romero fue detenido en febrero del 2011 en Nueva York bajo cargos de haber participado en una red de distribución de cocaína que enviaba las ganancias a Colombia. El dominicano fue detenido primero en Panamá y llevado después al aeropuerto de Newark, en Nueva Jersey, donde fue arrestado por agentes federales. Los cargos fueron impuestos por primera vez en el 2000, pero Romero huyó a República Dominicana.

Romero fue el creador del sello discográfico Premium Latin Music, que, además del grupo de bachata Aventura, representa a músicos como Eddy Herrera o Rita Indiana.

Vestido con un traje claro, el productor abrazó emocionado a más de una treintena de parientes y amigos que abarrotaron la sala de la corte, y que irrumpieron en aplausos y gritos de alegría al oir las palabras del juez.

Según documentos judiciales, Romero y otros ocho acusados hablaron en julio del 2000 sobre distribuir 105 kilogramos (231 libras) de cocaína en Nueva York. El 28 de julio de ese año, una de las acusadas, Maribel Cortés, recogió aproximadamente 400.000 dólares de Romero. El dinero sería enviado después a Colombia en transferencias y giros postales con el objetivo de encubrir que eran fondos obtenidos a través del narcotráfico.

Romero fue acusado de actuar como el traficante en Nueva York. La banda de acusados, creada en 1999, ganó millones de dólares, señalan los documentos.