Está en la lona

América y Monterrey dejaron para el próximo sábado la definición del pase a la final por el Torneo Clausura 2012
Está en la lona
El volante del América Jesús Antonio Molina (c) marca a César Delgado (d), de Monterrey.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F. (NTX).- América y Monterrey dejaron para el próximo sábado la definición del pase a la final por el Torneo Clausura 2012 del futbol mexicano de la Primera División, al empatar anoche 0-0 en el Estadio Azteca.

Los aproximadamente 65 mil aficionados que poblaron las gradas del Estadio Azteca se quedaron con las ganas de festejar el gol en este encuentro, muy intenso por pequeños lapsos y de varias emociones, sobre todo en los primeros 45 minutos.

El cotejo de vuelta se jugará en la cancha del Estadio Tecnológico, donde Rayados, dirigidos por Víctor Manuel Vucetich, pasarían con el empate global debido a que terminaron la temporada regular en mejor posición en la clasificación general, en tanto que las Águilas necesitan imponers por cualquier marcador para ir a la final.

El encuentro inició con la novedad del examericanista Ángel Reyna en la banca de Monterrey, en tanto que las Águilas sentó con los suplentes a Christian Bermúdez y entró en su lugar Matías Vuoso.

Como un vendaval inició el América su ofensiva desde el silbatazo inicial, con un disparo de Paúl Aguilar que atajó el arquero Jonathan Orozco, y otro riflazo del mismo carrilero derecho que tapó como último defensa Hiram Mier.

Después bajó un poco la intensidad, sin que los azulcremas desistieran de su ofensiva, sólo que la Pandilla los contuvo y avanzó más allá de la línea de medio campo.

Al minuto 15 organizó Rayados una belleza de ataque, con pase del argentino César Delgado a la derecha para un solitario Aldo De Nigris, quien se acomodó y realizó potente disparo y en el fondo hizo una excelente desviada el arquero Moisés Muñoz.

Un juego de poder a poder por el ideal ofensivo de ambos equipos, pero con unos Rayados adueñándose del balón cada vez con más peligro ante unos defensivos concentrados a tope.

Luego estalló la tribuna americanista y no por un gol, sino porque Aguilar cayó en el área grande por lado derecho ante una barrida defensiva y el público pidió penal, pero nada, al minuto 41.

José María Cárdenas realizó un gran tiro a balón parado que pasó por encima de la barrera, pero Orozco desvió y, ya en tiempo de reposición, hicieron los azulcremas rápida jugada con toque de Vuoso a Benítez, quien ingresó por izquierda y con poco ángulo disparó el esférico que despejó casi sobre la línea de gol Darvin Chávez.

Y otra vez Aguilar, quien en el arranque del segundo periodo recibió por derecha, se sacudió un defensa y realizó un disparo que salió muy cerca de la base del segundo poste, pero esa fue la señal ofensiva de las Águilas.

Por fin ingresó Reyna, en el minuto 64, en medio de los silbidos y abucheos de los seguidores americanistas y al 68′, ante la falta de gol, se escuchó un solo coro: “¡Vamos, vamos América, esta noche tenemos que ganar!”.

Si bien los azulcremas tuvieron más tiempo el balón y estuvieron en territorio de los visitantes, les faltó el toque fino, el último, para hacer el gol de la victoria y de esta forma la Pandilla regia salió ilesa.

Regular actuación del árbitro Mauricio Morales, quien amonestó a Vicente Matías Vuoso (minuto 33), Paúl Aguilar (41′), Jesús Molina (71′) y al colombiano Aquivaldo Mosquera (77′); expulsó al mismo Aguilar (83′) por los de casa.

También amonestó a Darvin Chávez (36′) y el argentino José María Basanta (45′), de la visita.