Son madres, abuelas y legisladoras

Son madres, abuelas y despDetrás de quienes producen las leyes que rigen California, hay mujeres que antes que legisladoras son madres, abuelas y hasta bisabuelas legisladoras
Sigue a El Diario NY en Facebook
Son madres, abuelas y legisladoras
El Congreso de California tiene siete abuelitas y una bisabuelita.
Foto: Archivo

SACRAMENTO.- Quizás a muy pocos se les ha ocurrido pensar que detrás de quienes producen las leyes que rigen California, hay mujeres que antes que legisladoras son madres, abuelas y hasta bisabuelas.

La senadora demócrata de Chino, Gloria Negrete McLeod de 71 años, es orgullosamente – como ella misma lo proclama- la única bisabuela que tiene la legislatura estatal.

Negrete McLeod es madre de diez hijos, quienes le han dado 27 nietos, y estos a su vez 23 bisnietos, quienes para Negrete McLeod son sus principales seguidores y promotores de sus campañas electorales.

“Ellos me ayudan a cuidar mucho el distrito”, aclara la senadora, quien lleva 12 años en la legislatura y tiene energías para buen rato porque hasta anda en campaña para el Congreso por un nuevo distrito que abarca el Oeste del condado de San Bernardino.

Para ella combinar su papel de madre y abuela con la legislatura nunca ha sido un problema. Ella explica que es “porque yo me metí a la política cuando ya crecieron mis hijos. Ya tenía más de 50 años cuando a uno de los miembros de la directiva de Chaffey College le dio un ataque al corazón y fue ahí donde comencé en el servicio público antes de ir a la Asamblea”, recuerda.

Tal vez, confiesa, lo único que echa de menos al tener un trabajo que demanda tanto de su tiempo, es no pasar más con sus nietos. Aunque cuando está en su casa, la puerta no se queda quieta un momento pues los nietos entran y salen todo el día.

“Mis hijos y nietos son quienes más me apoyan. !Esa es mi mamá! me dicen seguido con mucho orgullo”, afirma contenta.

Por otro lado, lo que por seguro no saben muchos californianos es que la poderosa líder de los republicanos, la asambleísta de Visalia en el Valle Central, Connie Conway es también una feliz abuela de dos nietos, una niña de cinco años y un menor de tres años, gracias a sus dos hijos.

“Mis nietos me recuerdan que debo poner atención hacia el rumbo y futuro que lleva el estado cuando tomamos decisiones y en cada voto que hacemos “, dice Conway.

Para quizá la única líder republicana abuela que ha tenido la Asamblea en su historia, no es difícil combinar su rol de abuelita con las tareas legislativas.

“Creo que sería más difícil si fuera madre con niños pequeños; pero yo ya tenía más 50 años y mis hijos eran adultos cuando vine a servir a la legislatura”, comenta.

Lo que sí extraña es estar con sus nietos y desearía estar más con ellos. “Cuando llego a casa los fines de semana, siempre me preguntan, abuelita tienes algo para nosotros”, platica orgullosa y con gran felicidad.

La legislatura de California también tiene una “yiayia” como se traduce al griego la palabra “abuela”. Y es que la senadora demócrata de Santa Clara, Elaine Kontominas Alquist, de padres inmigrantes griegos, es la única abuela legisladora que no pierde oportunidad en sus intervenciones en el pleno del Senado para presumir que es una “yiayia” de Jazmin de 10 y Logan de 6.

“Es una dicha porque siempre quise serlo. Obviamente es mucho trabajo ser una ‘yiayia’ y legisladora pero las mujeres aprendemos a temprana edad a hacer muchas cosas al mismo tiempo”, señala.

Añade que tiene una gran conexión con sus nietos pero le encantaría verlos más. “Ser senadora toma mucho tiempo”, confía sin ocultar la alegría que le da hablar de ellos.

La senadora demócrata de Pasadena, Carol Lieu es también una abuela de cuatro nietos y madre de tres hijos.

“Tengo un nieto de poco más de un mes de nacido y es duro pero trato de verlo cada fin de semana cuando llego a casa en Los Ángeles. A él, espero verlo más que a mis otros nietos cuando deje esta institución”, dice Lieu quien ha estado en la legislatura desde 2000.

“Mis hijos se sienten muy orgullosos de mi como senadora”, precisa.

Las abuelas legisladores coincidieron sin proponérselo en entrevistas por separado con La Opinión que el papel más importante para ellas es el de madres y abuelas antes que legisladores. Y que nunca jamás pensaron en su juventud que un día serían abuelas y al mismo tiempo legisladoras de California.

Otras abuelas en el Capitolio Estatal son: las senadoras demócratas Loni Hancock de Berkeley y Lois Wolk de Davis; así como la asambleísta demócrata Bonnie Lowenthal de Long Beach.