Familia intercambia flores en el Día de las Madres

Familia intercambia flores en el Día de las Madres
Rita Martínez, la abuela de la familia, junto a su hija Vielka Paulino, y sus nietas Esther, de 12 años y Estherlyn Gómez, de 2.
Foto: Jose Acosta / edlp

NUEVA YORK – Es tanto el amor que le tienen a las flores, que en el Día de las Madres tres generaciones de una misma familia convirtieron en un jardín la sala de su vivienda.

Ramos de rosas, claveles y lirios se intercambiaron con motivo de la celebración la abuela de la familia, Rita Martínez, la hija, Vielka Paulino, y las nietas, Esther, de 12 años y Estherlyn Gómez, de 2.

“A todos en casa nos gustan las flores, así que a mi mamá, que le encantan, le regalé flores, y mis hijas me regalaron flores a mí”, dijo Vielka Paulino.

La familia celebró el Día de las madres primero con el intercambio de flores, luego asistiendo a la misa dominical en la iglesia del sector de University, en El Bronx, donde residen, y luego disfrutando de un almuerzo en un restaurante.

“Nosotras somos de Santiago, República Dominicana, y mantenemos el gusto por la comida criolla. A mis hijas les encanta el arroz con habichuela y pollo, a mí lo mismo pero con carne de res, y a mi mamá con espaguetis”, dijo Paulino. “Yo soy la más pequeña de cinco hermanos, y la madre que soy hoy en día se la debo a mi mamá, que me inculcó valores y la unión familiar”, señaló.

La abuela, Rita Martínez, reveló que ella viene de una familia numerosa, ya que tiene 11 hermanos y cinco hijos, y lo que más le gustaba del Día de las Madres en la isla era la reunión familiar.

“Los más hermoso del Día de las Madres es reunirnos en familia a compartir”, dijo Martínez. “Yo tengo tres hijos aquí (Estados Unidos) y dos en República Dominicana, y ellos ya me llamaron para felicitarme, porque saben que hoy (ayer) se celebra el Día de las Madres”, agregó.

Paulino dijo que en República Dominicana, cuando se reunía toda la familia, preparaban platos especiales, y la ensalada de papa no podía faltar.

“Yo añoro esos tiempos, y agradezco a mi mamá porque ella siempre nos cuidó y protegió y todo se lo debo a ella”, dijo Paulino.

A esta familia dominicana le toca doble celebración, pues el Día de las Madres en la isla es el último domingo de mayo, una celebración donde tradicionalmente se canta el Himno a las Madres, escrito por Trina de Moya, que comienza: “Venid los moradores del campo y la ciudad, entonemos un himno de extenso amor filial, cantemos a las madres su ternura y su afán y su noble atributo de abnegación sin par…”.