La Cámara de Representantes quita a indocumentadas protección de género

La medida votada este miércoles intensifica la confrontación en materia migratoria entre demócratas y republicanos, que hasta ahora habían conseguido el consenso bipartidista en relación a la Ley sobre violencia contra las mujeres.
Sigue a El Diario NY en Facebook
La Cámara de Representantes quita a indocumentadas protección de género
La Cámara de Representantes aprobó el proyecto de ley para modificar la vigente legislación sobre violencia en contra de las mujeres.
Foto: EFE / Archivo

Washington (EFE).- La Cámara de Representantes, controlada por los republicanos, aprobó el proyecto de ley para modificar la vigente legislación sobre violencia en contra de las mujeres (VAWA) con el fin de endurecer las penas, pero que elimina la protección específica a las víctimas que son mujeres indocumentadas.

La medida votada este miércoles intensifica la confrontación en materia migratoria entre demócratas y republicanos, que hasta ahora habían conseguido el consenso bipartidista en relación a la Ley sobre violencia contra las mujeres.

El texto fue aprobado por 222 votos a favor y 205 en contra, entre ellos 22 republicanos votaron en contra y seis demócratas a favor.

Además, la propuesta aprobada hoy en la Cámara de Representantes contradice el proyecto de ley del Senado, por lo que tendrán que buscar una solución consensuada.

Hasta ahora se contemplaba la concesión del visado U para que las víctimas y los testigos de violencia doméstica pudieran denunciar las agresiones sin temor a la deportación.

Incluso la Casa Blanca criticó en un comunicado la propuesta de los republicanos e instó al Legislativo a encontrar “un terreno común bipartidista que proteja a todas las víctimas”.

Los demócratas de la Cámara de Representantes acusaron a los republicanos de desproteger a las inmigrantes indocumentadas, las nativas americanas y víctimas del colectivo homosexual, bisexual y transexual (LGTB).

La congresista demócrata Madeleine Bordallo consideró que las modificaciones a la ley van en contra de las “comunidades más vulnerables” y dejan de garantizar que “todos los estadounidenses se sientan igualmente a salvo”.

“Pone a las mujeres inmigrantes en peligro”, añadió en la Cámara de Representantes la también demócrata Gwen Moore.

La congresista republicana que lideró la propuesta, Sandy Adams, defendió que es “inclusiva”, que endurece las penas por asalto y abuso sexual, y alegó haber sido víctima de la violencia de género en su juventud.

Ante las acusaciones demócratas de que excluye al colectivo LGTB y a las inmigrantes indocumentadas, Adams declaró hoy en MSNBC que “es una falsa pretensión, porque la ley no excluye a nadie y todo individuo queda bajo ella”.

Según la republicana, detallar en un texto legislativo los segmentos sociales a los que se protege “excluye y enfrenta a unos grupos con otros”.

El también republicano Lamar Smith añadió en un comunicado que la propuesta permite evitar el fraude económico y “aumenta la responsabilidad de los beneficiarios de subvenciones”, que suman unos 650 millones de dólares en ayudas al año, según los cálculos que difundió.

Unas 25 entidades nacionales pro derechos civiles se han alineado en contra de la modificación votada hoy en el Senado, entre ellos el Consejo Nacional de La Raza, la Coalición Nacional contra la Violencia Doméstica y el Congreso Nacional de Indios Americanos.