Mary Boca, una artista con el corazón en Greenpoint

Mary Boca, vino como turista y se enamoró de la ciudad, donde se inspira para sus creaciones.
Mary Boca, vino como turista y se enamoró de la ciudad, donde se inspira para sus creaciones.
Foto: cortesia

Nueva York – Mary Boca es una bogotana que vino de turista a Nueva York en el 2007 y se enamoró de la Gran Manzana. Su prima vivía en Sunnyside, y fue con esa excusa que la joven se fue quedando y quedando hasta que logró establecerse en Greenpoint, Brooklyn.

“Adoro Greenpoint porque es un barrio relajado en el que puedes ir a muchos barcitos, restaurantes y sentirte que estás en un lugar fabuloso”, dice Boca, que trabaja durante el día en una empresa como diseñadora de patrones para carteras que se venden alrededor del mundo en tiendas que van desde Kenneth Cole hasta Walmart.

“Estudié en FIT (Fashion Institute Technology), luego de que hice mis estudios de universidad en Bogotá. En Colombia estudié artes visuales. Pero al llegar a Nueva York realicé estudios en diseño de textiles. Lo de las carteras comenzó hace año y medio. Fui a una entrevista y mostré mi portafolio. Y la persona que me entrevistó me pidió que diseñara una cartera y me contrataron”, agrega Boca, que reside en Greenpoint desde hace varios años con su novio.

“Yo soy retratista profesional, mi arte es muy figurativo. Mi obra es como si fuera casi ‘pop’, uso las fotografías digitales y como me gusta mucho como quedan, luego las recreo en pintura. Me encanta el factor de ser artista, ya he realizado algunas exposiciones en Hell’s Kitchen y el famoso Local Project, cuya exhibición duró unas dos semanas”, asegura.

Su sueño más grande es ser una artista consagrada en Nueva York. “Me quedé aquí porque puedo inspirarme en el arte que veo en la ciudad. Ves los patrones en una ciudad que es muy visual, muy movida. Pero admito que también me inspiro mucho de la naturaleza”, confiesa.

Su padre con el que creció en Bogotá, también era artista. “Desde pequeña estaba fascinada por las acuarelas y como veía a mi padre pintar, seguí esta misma ruta”, puntualiza.

Ahora sus cuadros son exhibidos en galerías de la ciudad. También viaja frecuentemente a Asia, con el fin de descubrir las nuevas tendencias y comprar nuevos materiales.

En Nueva York, cuando tiene tiempo libre lo dedica a sus pinturas. Entre sus recientes exposiciones están: “Hell’s Blender” en The Drifter Gallery en Hell’s Kitchen, Laba Gallery cuya exhibición tomó lugar en enero del 2011 y otra en Local Project titulada ‘It’s a matter of perspective’ en Long Island City junto a otros artistas.

“Te cuento que hemos hecho algunas exposiciones con otros paisanos colombianos pero es porque los conozco desde hace mucho tiempo. El ambiente artístico suele ser algo individualista pero en general, uno tiene que realizar sus propios sueños, cuando ocurren las colaboraciones es bueno”, concluye.