Actúa como Tuta la Astuta

¿Cuál es la diferencia entre esas mujeres que se quejan de no tener suerte en el amor y aquellas suertudas que “enloquecen” a los hombres de tal manera que los tienen “comiendo de la mano”?

La diferencia está en la importancia que se dan como mujer. Irónicamente, las que se desviven por cuidarlos, atenderlos y mimarlos son precisamente las que dejan “plantadas” y olvidadas. Mientras que aquellas que no se preocupan mucho por complacerlos, son las que tratan como a una reina. Si quieres ser parte del grupo de las mujeres que tienen a los hombres a sus pies, tienes que dejar de compórtate como una “complaciente crónica” y empezar a actuar como “Tuta la Astuta”.

Tuta no se apresura en dar atenciones. Ella da poquito y despacito. Además espera el tiempo que sea necesario para comprobar que su pretendiente tiene un interés genuino en ella, lo cual le da luz verde para comenzar a consentirlo. Tuta sabe que no puede estar accesible todo el tiempo pues lo que más disfruta un hombre es cazar a una mujer que parece ser difícil.

Por ejemplo, la primera vez Tuta invita a su novio a la casa, no se desvive por hacer una gran cena, sino que compra comida afuera u ordena Pizza. Ella sabe que no tiene que impresionar a nadie para que la quieran. Por otro lado, una “complaciente crónica” deja sus usuales planes sabatinos para meterse a la cocina todo el día y prepararle una cena “cinco estrellas” que vio en el “Food Channel”.

Si eres “complaciente crónica”, ¡no des tanto y tan apresuradamente! Deja que sea él quien se muera por complacerte. Un hombre disfruta hacer cosas por ti, esto lo hace sentir importante y eleva su ego.

“Ojo”, no estoy diciendo que el secreto para conquistar a un hombre es ser fría, indiferente o creída, mas bien el secreto radica en el valor que te des como mujer. Cuando un hombre percibe que una mujer respeta su tiempo y no cancela sus planes por otros se le hace más atractiva.