Pabón sufrirá por asesinato de dominicana

Familiares responden muy emocionados a la sentencia al asesino de Eridania Rodríguez

Guía de Regalos

Pabón sufrirá por asesinato de dominicana
Joseph Pabón fue declarado culpable de secuestro y asesinato el 2 de abril.
Foto: Cortesia mariela Lombard

Manhattan.- A un mínimo de 25 años de cárcel y un máximo de cadena perpetua fue sentenciado ayer Joseph Pabón por el secuestro y asesinato de Eridania Rodríguez.

“Día y noche pienso por lo que pasó cuando ese ser inhumano envolvió su cabeza con cinta adhesiva, sus manos y pies ¡pobre mami!”, dijo en una emocional declaración Denise Figueroa, hija mayor de Rodríguez.

Figueroa detalló las secuelas que le ha causado esta tragedia: desórdenes alimenticios que la han llevado a ganar 40 libras; insomnio de ella y su hija mayor que cumple años el 11 de julio, día en que se encontró el cadáver de su abuela; depresión y ansiedad que la hace tener miedo de la gente y hasta la pérdida de empleo de su tío, incapaz de seguir trabajando en el edificio donde mataron a su hermana.

El juez Maxwell Willey dictó la sentencia tras escuchar a la fiscal Christine Keenan y a Figueroa, pidiéndole que le aplicara la máxima pena.

“Debería pasar el resto de su vida en la cárcel, no puede arriesgarse a que mate a alguien de nuevo” le solicitó Figueroa.

Por su parte Keenan calificó a Pabón como: “Un peligro para la sociedad”.

Pabón rehusó hacer declaración antes de la sentencia y su abogado Mario Gallucci pidió al juez compasión para su cliente. Ya a la salida de la corte, Gallucci declaró: “Era un caso bien difícil. Mi cliente mantiene el hecho de que no cometió el crimen y no puede decir que lo siente porque no lo hizo”.

En la misma línea se manifestó Neftalí Pabón, padre del acusado: “Él no dijo nada porque él no lo ha hecho. Si lo hubiera hecho me lo hubiera dicho. Vamos a apelar y va a salir bien en la apelación porque no hay evidencia. El jurado tenía prisa para irse y el abogado no era tan bueno como yo creía”.

Figueroa por su parte declaró: “Me alegra que va a sufrir por lo que hizo a mi mamá pero siempre voy a estar herida porque se llevó lo que yo quería más… y también la manera en la que ella se fue”.

Rodríguez, 46 años, fue asesinada el 7 julio 2009 cuando trabajaba como limpiadora en el piso 8 donde Pabón, 28, estaba a cargo del mantenimiento. Su cuerpo maniatado y amordazado fue encontrado el 11 de julio en el conducto del aire acondicionado del piso 12.