Ni triunfalismos, ni pataleos, queremos soluciones

Continúa tumultuoso el ambiente político en la República Dominicana, perredeistas y peledeistas mantienen altos los decibeles del debate mediático, los unos pataleando y los otros no terminan de celebrar su triunfo en el pasado certamen electoral.

Ahora lo que se discute es qué va a pasar con el PRD en el futuro inmediato, y se empieza a especular sobre quiénes serán los dirigentes que Danilo Medina nombrará para que lo acompañen en la gestión que inicia el 16 de agosto y culminará en 2016. Mientras los partidos políticos entran en el terreno de redefinir los mapas del poder político, el ciudadano común se encuentra en el limbo de la incertidumbre. Problemas como el desempleo, la inseguridad, apagones y tarifas eléctricas excesivas mantienen en vilo a la sociedad dominicana. Al pueblo le urge que le expliquen sobre cómo van a generar más empleos, qué harán para abaratar los leoninos precios de la tarifa eléctrica, que mantiene estrangulado al sector productivo, sobre cómo es que se va a combatir la delincuencia, no solo la que se origina en los barrios humildes, sino también la de cuello azul.