Culpable de asesinato exbombero que alegó defensa propia

Raúl Rodríguez, de 47, trató de ampararse en la Ley de defensa propia (Stan-Your Ground) de Texas para evitar la convicción, pero ayer un jurado lo declaró culpable de haber matado a su vecino

Los abogados de Rodríguez (en la foto) salieron del tribunal sin emitir comentarios. Su familia, a quienes se les escuchó llorar al escuchar el veredicto, tampoco hicieron expresiones públicas.
Los abogados de Rodríguez (en la foto) salieron del tribunal sin emitir comentarios. Su familia, a quienes se les escuchó llorar al escuchar el veredicto, tampoco hicieron expresiones públicas.
Foto: Archivo / AP

HOUSTON – Un bombero retirado de origen hispano podría pasar el resto de sus días en la cárcel, luego de que lo declararan culpable de asesinar a su vecino, Kelly Danaher, quien no estaba armado, en medio de una disputa por el ruido de una fiesta en la casa de la víctima.

Raúl Rodríguez, de 47, trató de ampararse en la Ley de defensa propia (Stan-Your Ground) de Texas para evitar la convicción, pero los esfuerzos suyos y de sus abogados no rindieron fruto y, tras el veredicto de culpabilidad, el exbombero se enfrenta a una sentencia de cadena perpetua.

El incidente acontecido en el 2010 se registró luego de que Rodríguez se manifestara molesto por el ruido que venía de la residencia de Danaher, donde se estaba llevando a cabo una fiesta de cumpleaños. En medio de la actividad, Rodríguez fue a la casa de su vecino y empezó a discutir con Danaher, un maestro de escuela elemental de 36 años.

En un video de 22 minutos grabado por Rodríguez la noche del tiroteo, se escucha cuando el convicto le dice por teléfono a la policía ” mi vida está en peligro” y “estas personas me van a tratar de matar”. Luego grita:”I’m standing my ground here” (Me estoy defendiendo aquí).En ese momento se escucha a Rodríguez disparar. Como resultado del tiroteo, otros dos individuos fueron heridos.

La esposa de Danaher, Mindy, dijo que lloró de tristeza y de felicidad cuando se leyó el veredicto.

“Estoy feliz de que no pueda lastimar a nadie más. Eso es lo más importante”, dijo la mujer a su salida de sala. “Yo amo a mi esposo y lo extraño mucho”,añadió.

Los abogados de Rodríguez salieron del tribunal sin emitir comentarios. Su familia, a quienes se les escuchó llorar al escuchar el veredicto, tampoco hicieron expresiones públicas.

Los miembros del jurado deliberaron por cinco horas ayer antes de tomar su decisión.

Las referencias en el caso de Rodríguez a la Ley de defensa propia son similares a las presentadas en el caso contra George Zimmerman, el exvigilante comunitario que busca salir airoso de las acusaciones en su contra por el asesinato del joven afroamericano Trayvon Martin en Florida.