De brazaletes a grilletes

Los sectores de oposición, progresistas y la sociedad toda debieran exigir que así como algunos organismos feministas a favor de la mujer dominicana demandan la colocación de un brazalete de monitoreo a los hombres que incurren en la violencia de género también se coloquen grilletes, aunque en una aplicación simbólica, a los funcionarios abusadores.

El presidente electo Danilo Medina Sánchez debiera proponer otro tanto y contundentemente advertir que sufrirán de apremios corporales en las cárceles los funcionarios que han depredado al tesoro público. En este caso como “grilletes”, deberían denominarse las iniciativas judiciales que encierren a los corruptos.

Sería saludable para el pueblo dominicano que, públicamente, Medina cumpla con lo reiterado en su campaña proselitista de corregir lo que está mal, y advierta a voz en cuello que si las feministas han decidido frenar a los abusadores de mujeres en todo el país con la imposición de brazaletes, él también asumirá una medida similar, colocándole grilletes a los funcionarios que han ido al gobierno a robar.

Los mecanismos de este grillete de castigo a los ladrones de la cosa pública que han abusado más del pueblo que los primeros -no pretendemos justificar estos abusos-, debieran no sólo limitarlos a que se mantengan alejados de las maniobras depredadoras sino enviarlos a las cárceles de inmediato. Es decir, esta acción desde ya, debe tener carácter retroactivo.

Los grilletes de monitoreos son usados con mucha frecuencia en Estados Unidos, en el caso que nos compete en Nueva York para controlar a los que han cometido no una simple felonía, sino grandes crímenes y también han estafado al Estado, y en República Dominicana, las estafas son mayúsculas. Así de alguna forma, nos aproximará a las realidades de un Nueva York Chiquito, como aspira el presidente Leonel Fernández Reyna.

?>