Tributo del CMB a Marciano y Ali

Tributo del CMB a Marciano y Ali
Rocky Marciano, campeón mundial del peso pesado, cuando anunciaba su retiro durante una conferencia de prensa realizada en Nueva York el 27 de abril de 1956.
Foto: AP ARCHIVO

Mientras el desaparecido Rocky Marciano (1923-1969) tendrá su estatua en Brockton, Massachusetts, Muhammad Ali será nombrado “Rey del Boxeo”, según el Consejo Mundial de Boxeo que preside el mexicano José Sulaimán.

Este título a Cassius Marcellus Clay, nombre de pila de Ali, será otorgado durante la convención del CMB que se celebrará del 2 al 8 de diciembre en Cancún, en el Caribe mexicano.

En tanto que la estatua, de más de nueve metros de altura, dedicada a Rocco Francis Marchegiano, verdadero nombre de Marciano, será desvelada el 23 de septiembre.

El titular del organismo boxístico dijo que la ceremonia de nombramiento de “Rey del Boxeo” cumplirá con el protocolo y seguramente le entregarán capa, corona y cetro a Muhammad Ali.

Ali, quien popularizó la frase “flota como una mariposa, pica como una abeja”, está considerado como “El Más Grande” tras haber derrotado a los mejores oponentes de su época, entre ellos: Joe Frazier y George Foreman.

Ganador del Oro en la categoría de los semipesados en los Juegos Olímpicos de Roma en 1960, fue el primer púgil en recuperar tres veces el cinturón de los pesos pesados. Actualmente padece del mal de Parkinson.

Rocky Marciano despojó del fajín a Jersey Joe Walcott y fue monarca de los “mastodontes” desde 1952 hasta 1959, año en que se retiró invicto de los cuadriláteros con 49 victorias, de las cuales 43 fueron por la vía del cloroformo.

No era un depurado del boxeo. Peleaba agazapado y alardeaba de una enorme resistencia física. Además, poseía una demoledora pegada que le valió para vencer a rivales de la talla de Archie Moore, Ezzard Charles, Roland La Starza, Joe Louis, entre otros. Falleció el 31 de agosto de 1969, un día antes de cumplir 46 años, en un accidente de avioneta cerca de Newton, Iowa.

Marciano defendió su diadema de campeón en seis ocasiones y nunca se midió con Muhammad Ali (56 triunfos y 5 derrotas con 37 KO’s); sin embargo, pelearon a través de un sistema de vídeo computarizado alimentado con las cualidades de cada uno.

Marciano tenía más contundencia y quizá más fuerza, pero Ali era más rápido y mejor boxeador.

La “Súper Pelea” exhibida en 1969, se definió por nocaut en el decimotercer episodio. Una serie de golpes y un poderoso gancho de derecha de Marciano acabaron con la resistencia de Ali, inventor del “rope-a-dope”.

Hoy en día, el boxeo está camino a eclipsarse en su división máxima debido a que los actuales protagonistas ya no llenan las expectativas.