Lin se marcharía a los Rockets

El taiwanés estaría regresando en horas al equipo que lo trajo a la NBA y posteriormente lo dejó ir a los Knicks.
Lin se marcharía a los Rockets
Lin fue la gran sensación del Madison Square Garden durante el primer semestre de 2012.
Foto: AP

HOUSTON.- La temporada de ensueño que prodigó Jeremy Lin en Nueva York no tendrá un segundo capítulo ahí.

Los Knicks no tienen previsto mejorar la oferta que le hizo Houston a Lin, quien es agente libre con ciertas restricciones, de acuerdo con una fuente anónima citada por el diario The New York Times.

El rotativo informó que los Knicks pusieron fin a las discusiones el martes por la tarde y han optado, como se esperaba, por no competir con la oferta de tres años y 25 millones de dólares planteada por los Rockets y firmada por Lin el viernes pasado. De manera oficial, Nueva York tenía hasta la medianoche para decidir si le renovaba el contrato a Lin, y el Times advirtió que hay una probabilidad “increíblemente reducida” de que los Knicks reviertan su decisión.

James Dolan, el presidente de la junta en el Madison Square Garden, tiene la última palabra.

Directivos de ambos clubes se negaron a confirmar que se haya tomado una decisión, lo mismo que el representante de Lin. Los Rockets no han sido informados sobre una decisión relacionada con el jugador a quien dejaron que se marchara el año pasado.

Fue una decisión que Houston lamentó. Li entusiasmó a los seguidores de los Knicks y a los aficionados de toda la nación. Lin, nacido en Estados Unidos y de ascendencia taiwanesa, se convirtió en una estrella en febrero pasado, cuando se unió a la alineación de unos Knicks metidos en problemas y rápidamente les inyectó calidad para mejorar.

Promedió 21 puntos y 8,4 asistencias por encuentro.

El graduado de Harvard pasó de dormir en el sofá de un compañero a ser la figura del mes en la NBA. Se inventó la palabra “Linsanity” para describir la locura que provocaba en los espectadores y se imprimieron camisetas con juegos de palabras alusivos al jugador. El Madison Square Garden lució repleto y la Oficina de Turismo de Taiwán comenzó a anunciarse en las transmisiones de radio de los Knicks.

El martes, el linebacker Connor Barwin, de los Texans de Houston en el fútbol americano, pareció listo para el espectáculo del jugador.

“Bienvenido a Houston, Lin”, escribió en Twitter, antes de ofrecerle un sofá para que duerma en su casa.