Resurge el debate sobre de armas

Nueva York/EFE – Las autoridades de la ciudad reforzaron ayer las medidas de seguridad después del ataque contra un templo sij en el estado de Wisconsin, y retomaron el debate sobre la venta y posesión de armas en el país.

El jefe de la Policía (NYPD), Raymond Kelly, dijo ayer en una rueda de prensa acompañado por el alcalde, Michael Bloomberg, que han reforzado las medidas de seguridad con el envío de unidades contra terrorismo a distintos puntos de la ciudad pese a que no hay amenazas contra los templos de esa religión en la Gran Manzana.

Por su parte, Bloomberg dijo que “no puede haber tolerancia hacia los intolerantes” y recordó que los responsables de los ataques “van contra todo lo que representa Nueva York”, una ciudad que, según dijo, sigue siendo el hogar donde viven “en armonía” gente de todas las nacionalidades y creencias.

El alcalde retomó el debate sobre la venta y posesión de armas y lamentó que hasta ahora siga el “abrumador silencio” de los dos candidatos presidenciales, el presidente Barack Obama que busca la reelección, y el republicano Mitt Romney.

“Durante el próximo mandato presidencial, unos 48,000 estadounidenses morirán por culpa de las armas, y hasta ahora seguimos sin escuchar el plan de los candidatos para resolver el problema”, lamentó.

De su lado, Obama sostuvo que tiroteos como el de Wisconsin ocurren “con demasiada regularidad” y afirmó estar abierto a “examinar formas adicionales de reducir la violencia” en el país.

“Todavía estamos esperando el resultado de la investigación completa”, declaró el presidente.