Estos republicanos son ‘los de abajo’

Miembros del GOP en California son minoría y pujan por pocos escaños
Estos republicanos son ‘los de abajo’
Tom Del Beccaro, presidente del partido republicano en California.
Foto: Archivo / AP

BURBANK, California.- Con las elecciones de noviembre en un futuro cercano, el partido republicano de California se encuentra en problemas, luchando por pagar sus cuentas y resistir en un estado en que se muestra cada vez más favorable por los candidatos demócratas.

En una reunión de bajo perfil de miembros del partido y activistas que se realizó el sábado, incluso Tom Del Beccaro, presidente del partido en el estado, señaló en un momento: “Nos gusta esto de ser los de abajo”.

Faltos de dinero en efectivo y con peligro de caer por debajo del 30% en el registro estatal, el partido que una vez se impuso en el estado se enfrenta a la posibilidad de perder bancas en la Asamblea Legislativa, particularmente en el Senado y en el Congreso.

El partido nominó a un candidato casi desconocido para desafiar a la senadora de EEUU Dianne Feinstein y Mitt Romney no mostró indicios de tener intenciones de luchar por el estado más poblado del país, donde el presidente Barack Obama obtuvo un margen de 24 puntos por encima de su rival John McCain en 2008.

En el día en que Romney agregó al congresista Paul Ryan a la dupla presidencial del partido republicano, el único signo visible de la campaña en la reunión estatal del partido de sábado en Burbank fueron algunos botones de solapa y camisetas a la venta en la recepción. Cuando le preguntaron por qué la campaña no envió a un sustituto para hablar en nombre de Romney, Del Beccaro dijo: “Esta es una convención de trabajo para nosotros, es un taller duro”.

California contaba con más republicanos registrados en 1988 que ahora, aún cuando la población del estado aumentó unos 10 millones de habitantes desde ese momento. Los demócratas tienen todos los cargos del estado y las dos bancas en el Senado de EEUU, y controlan ambas cámaras en el Poder Legislativo.

Los demócratas tienen una ventaja de 2.2 millones de votantes sobre los republicanos en el estado. Ahora los independientes superan en número a los republicanos en una docena de distritos aproximadamente.

El partido republicano continúa fuerte en algunas zonas, y sus candidatos están amenazando a los demócratas en varias pujas con vista al Congreso. Los nuevos límites de los distritos trazados por una comisión independiente, un poder que una vez tuvieron los legisladores estatales y los miembros de los partidos, abrieron camino para la contienda.

En un distrito fluctuante en el Valle Central, el 9º Distrito del Congreso, Ricky Gill, el estudiante de leyes de una universidad de la Ivy League, se encuentra en reñida campaña con el demócrata que ocupa el cargo, el congresista Jerry McNerney. En el 10° Distrito del Congreso, ubicado en el centro de California y dividido por un margen muy pequeño, el congresista republicano Jeff Denham pelea en una reñida campaña con el exastronauta José Hernández, demócrata.

Pero los desafíos de los republicanos en todo el estado están ilustrados por Elizabeth Emken, una activista del autismo que se enfrenta a Feinstein.

Esta es la primera campaña de Emken para un cargo estatal y ha luchado por recaudar fondos. En su única campaña anterior, para una elección primaria en el año 2010, terminó última entre cuatro candidatos.

En la reunión de Burbank, reconoció que es posible que aún sus compañeros republicanos no sepan nada sobre ella. Solicitó donaciones a varios miembros del partido mientras describía a los legisladores en ejercicio como vulnerables, desactualizados y fuera de foco.

Emken nunca mencionó la edad de la legisladora en ejercicio (Feinstein tiene 79), pero dijo que “no tiene nada de moderno”.

Bill Carrick, consultor de Feinstein, describió a Emken como una “broma retórica”, y dijo que Feinstein no tiene intenciones de debatir con ella, a pesar de los pedidos de Emken para una serie de confrontaciones. “Ella no es una candidata seria en cuanto a sus credenciales o su experiencia”, dijo Carrick.

En una declaración, Emken elogió la elección del candidato a la vicepresidencia de Romney y dijo: “Siempre me impresionó la disciplina fiscal de Ryan y su visión para resolver nuestros problemas más desafiantes”.

Las dificultades del partido en California contrastan con otros estados, donde el partido republicano está prosperando. En 2010, los republicanos lograron grandes victorias en el Congreso, cargos de gobernadores y administraciones en todo el país, pero los demócratas de California hicieron una limpieza en las campañas electorales del estado y agrandaron su mayoría en la Asamblea Legislativa.

Las posiciones conservadoras en los asuntos sociales y de inmigración le han dificultado a los candidatos del partido republicano en California atraer a los votantes intermedios, según sugieren las encuestas. Sin embargo, los líderes del partido dijeron que el partido republicano puede verse fortalecido si hace referencia a los principios conservadores y no se aleja de ellos.

Cuando se encontraba en el cargo, el exgobernador Arnold Schwarzenegger advirtió a los republicanos estatales que iban a tener una decepción en el futuro a menos que se cambiaran al centro político, tomando asuntos asociados generalmente con los demócratas, incluyendo el cambio climático y la reforma de la atención médica.

“Estamos muriendo en la taquilla”, dijo.

Los líderes del partido dijeron que las finanzas pueden mejorar rápidamente, y los llamados comités de acción política (PACs, en inglés) han estado destinando dinero a las campañas estatales.

Sin embargo, recientes datos del gobierno sugieren que el partido republicano del estado se encuentra prácticamente en la bancarrota. Cuando se le preguntó a Del Beccaro cómo tenía pensado resolver los problemas financieros del partido, dijo: “Debemos recaudar más dinero”.