Preocupa el más reciente ataque a bodeguero

NUEVA YORK – Seria preocupación ha causado -entre el gremio de bodegueros- el más reciente ataque registrado en un establecimiento de Brooklyn donde un empleado fue atacado por un cliente tras rehusarse a recibir la tarjeta de cupones de alimentos para pagar una cerveza.

Sin embargo, el hecho fue calificado como “aislado” ya que los ataques físicos contra bodegueros hispanos no parecen ser frecuentes cuando se niegan a recibir esta tarjeta para pagar mercancía no contemplada dentro del programa.

“Es triste escuchar que ataques físicos ocurren a gente trabajadora, que lo único que está haciendo es cumplir con la ley”, dijo Diómedes, trabajador de una bodega en el Alto Manhattan.

El hombre añadió que “todos los días en este negocio, uno se enfrenta a todo tipo de peligros”. Al mismo tiempo aclaró que “es importante estar siempre alerta por si viene un ataque de cualquier índole”.

La víctima fue identificada como Mutahar Murshed Ali, 34, quien fue atacado el jueves pasado por un sujeto tras rehusarse a recibir el pago de $1.25 por concepto de una cerveza con la tarjeta para cupones de alimentos. Ali sufrió una herida en la cara con un arma punzocortante.

Francisco, propietario de otra bodega en el mismo sector, indicó que a menudo se enfrenta con clientes que se enojan, cuando se rehúsa a recibir la tarjeta de cupones de alimentos para pagar mercadería que no está permitida.

“Toman diferentes actitudes (los clientes). Primero me piden el favor, luego me lo exigen, pero la mayoría de veces no pasa de recibir algunos insultos, muy pocos me han amenazado con agredirme”, dijo el hombre que prefirió no dar a conocer su apellido.

Ramón Murphy, presidente de la Asociación de Bodegueros de Nueva York, calificó el incidente como un caso aislado. “Nosotros nos enfrentamos más a los ataques verbales de clientes, que insisten en pagar mercancía que no está permitida dentro del programa de las tarjetas de alimentos”.

Murphy dijo que es importante que en todas las bodegas se coloque una lista de los productos que se pueden adquirir bajo este programa. “Al cliente debe educárselo al respecto”.

La policía anda en busca del autor de este reciente ataque, quien fue descrito como afroamericano, de 25 a 30 años de edad, pelo corto negro y ojos castaños, vestía en el momento del hecho un pantalón y camiseta de color negro.