El que calla otorga

Es irrefutable que en nuestra comunidad se destacan los bocones, muchos con títulos oficiales, y que a la menor pendejada están prestos a denunciar tal o cual vaina. No se les tiene que dar mucha manigueta. Ellos arrancan por sí solos.

Por eso, no entiendo el silencio de la congresista Nydia M. Velázquez y la concejal Diana Reyna ante la censura de la Asamblea estatal de su archienemigo Vito ‘El Tocón’ Lopez. Ambas han sido víctimas de las artimañas del ahora confirmado hostigador sexual, tras una serie de artículos publicados. Sin embargo, ninguna de ellas ha pedido su destitución. Ni tan siquiera se ha escuchado a “las mudas” intentar alzar sus voces en las conversaciones para el remplazo del hostigador como presidente del

Partido Demócrata de Brooklyn. Entiéndase que no hay un solo latino a cargo de este partido en ninguno de los 62 condados del estado.

Vale la pena señalar que el Fiscal General Eric Schneiderman lo primero que hizo fue lavarse las manos del asunto. Este es el mismo fiscal que acaba de acusar a su ex colega en el Senado estatal, Shirley Huntley, de pillaje de fondos públicos. Sin embargo, los más de 100 mil dólares que se le pagaron a la víctima de Lopez no le incumbe al que ejerce selectivamente su poder.

Este es el mismo guapetón en parte responsable del futuro incierto de Alianza Dominicana y el que acusó ferozmente a Hiram Monserrate para expulsarlo del Senado. Aclaro, no defiendo al deshonrado ex político, pero creo que procedió injustamente en contra del ofensivo abusador Monserrate.

Y por último, ¿qué les pasa a nuestros 11 concejales? Esa ilustre manada de ineptos que han estado silenciosos en educar y movilizar a los que representan en las audiencias para discutir las demarcaciones de los 51 distritos del cuerpo legislativo municipal para las elecciones del 2013.

Esta falta de liderazgo y silencio da luz verde al abuso de los que ellos dicen representar.

Bajofuego@eldiariony.com