Una meta a medias

Una meta a medias

Los Republicanos se pueden ir satisfechos de Tampa, ya que lograron a lo largo de tres días humanizar la personalidad de su candidato presidencial y establecer una narrativa que terminó incompleta por la falta de detalles de la propuesta del ex gobernador Mitt Romney.

Se puso mucha atención desde el primer día hasta el último momento en demostrar otro lado de Romney para contrarrestar la imagen de un plutócrata frío y calculador desconectado de la realidad del estadounidense intensamente diseminado por la publicidad demócrata. El emotivo mensaje del candidato Republicano logró ese propósito.

Pero esta es sólo una parte de la narrativa que se fue realizando por cuatro días en Tampa. Esta señala que el Presidente Obama tuvo la oportunidad de arreglar el país y fracasó. Ahora hay que dejarle el turno a un empresario exitoso, tipo “arregla-todo”, para que lo solucione todo y finaliza con un optimismo reaganiano de un “despertar en América”.

El problema es que saliendo de la convención partidaria todavía no se ha dicho como logrará esas metas.

El gobernador de New Jersey, Chris Christie, dijo en la primera noche que se iba a hablar de las decisiones difíciles y que el liderazgo no era hacerse querer sino decir las verdades aunque dolorosas. El momento esperado nunca llegó.

Hay quienes dirán que en la plataforma partidaria está cómo gobernará el Republicano, aunque sus allegados le restaron importancia a ese documento en numerosas ocasiones, como para que sirva de guía.

Desde la tarima se lanzaron críticas razonables a la gestión de Obama -junto con medias verdades y mentiras descaradas- como la percepción de que la Casa Blanca no tiene una orientación pro-empresaria. No basta ser anti-Obama para ganar la elección.

El plan de la campaña de Romney es recorrer el país enfatizando el mensaje de la creación de empleos. Es una estrategia acorde a los tiempos y a las preocupaciones, pero para que funcione se necesita algo mucho más específico que no ser una mala persona y creer en el futuro.