Osteoporosis: Cuando los huesos envejecen

La falta de calcio en los huesos, frecuente en las mujeres después de la menopausia, puede prevenirse antes de que se convierta en osteoporosis.
Osteoporosis: Cuando los huesos envejecen
El ejercicio ayuda a evitar el envejecimiento de los huesos y prevenir la osteoporosis.
Foto: AP

México (Notimex).- La osteoporosis es un padecimiento que daña al esqueleto humano que envejece al igual que el resto de los demás órganos, pero pasa desapercibido, aseveró el ortopedista y traumatólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Federico Cisneros Dreinhofer

Esta enfermedad representa un problema de salud pública grave en todo el mundo, ya que cada día crece porque afecta a los adultos mayores y el incremento de la expectativa de vida en el mundo va en aumento, señaló el especialista.

El también encargado del área de Metabolismo Óseo y profesor titular de la materia de ortopedia en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Lomas Verdes, agregó que el deterioro óseo aumenta con los años, ya que la calidad y cantidad de hueso disminuye.

No es un asunto al que le demos atención, porque sólo lo percibimos hasta que los huesos se fracturan debido a una reducción de la resistencia del esqueleto para sus funciones adecuadas, indicó.

La osteoporosis se produce en las estructuras óseas, principalmente las de tejido esponjoso, que se encuentran en la periferia o en los extremos finales de los huesos, explicó.

Agregó que con el paso del tiempo las estructuras óseas se gastan rápidamente y disminuyen en grosor y cantidad, perdiendo su conectividad y su capacidad de soportar las cargas a las que originalmente se sometían.

Aclaró que como consecuencia cada día es más frecuente que se rompan los huesos de cadera, codos, muñeca, rodillas y tobillos. La osteoporosis no son las fracturas pero si constituyen la complicación real y grave del padecimiento.

De acuerdo con cifras de la Fundación Internacional de Osteoporosis, actualmente la fractura más común derivada de este padecimiento es la de los cuerpos vertebrales, pero la más costosa y con mayores complicaciones es la de cadera. Suele ocurrir con mayor frecuencia entre los 70 y 75 años.

El traumatólogo mencionó que existen dos variedades de osteoporosis. La post menopáusica que se relaciona con la disminución de hormonas en las mujeres en esta etapa de la vida y provoca la pérdida de masa ósea en 10 por ciento por año. Después de los 50 años este padecimiento ocurre a una tasa de seis mujeres por un hombre.

El segundo tipo es la osteoporosis senil que se da tanto en mujeres como hombres y su tasa es de dos mujeres por un hombre, señaló.

El especialista destacó que la salud ósea requiere en primer lugar que los huesos absorban calcio, para lo cual es necesario un adecuado aporte diario de mil miligramos que puede obtenerse de productos lácteos y verduras verdes, así como de suplementos de este elemento.

En segundo lugar, consumir 800 unidades diarias de vitamina D que se halla en pescados como salmón, bacalao, atún o en alimentos fortificados, ya que ésta es la responsable de que el calcio se precipite y sea absorbido por los huesos.

Asolearse alrededor de 15 minutos diariamente, de preferencia por la mañana, debido a que la luz solar favorece la producción endógena de esta vitamina, apuntó.

En tercer lugar, añadió, un esqueleto sano necesita moverse, ya que para esto existe. Antes la gente era muy activa y tenía más actividad motora, pero actualmente somos más sedentarios, por lo que es necesario ejercitarse diariamente.