¿Por qué debemos reelegir a Obama?

A pocos días antes de las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre ya los republicanos estarían celebrando el triunfo de su candidato Mitt Romney, que según ellos ganó el último debate presidencial. Lo mismo dicen de la confrontación del vicepresidente Joe Biden y el oscuro candidato vicepresidencial republicano, el joven Paul Ryan.

Pero todo lo anterior está por verse, cuando de verdad se cuenten los votos después de las elecciones.

Lo que estos republicanos tratan de ignorar es que en estas elecciones somos nosotros los hispanos que vivimos en este país, los que vamos a decidir quién sera el próximo residente de la Casa Blanca.

Como sabemos, el Partido Republicano -o mejor conocido para fines electorales como GOP-, ha sido asaltado por un grupo derechista llamado el “Tea party”, que sustenta la ideología de la supremacía blanca, la de los principios dizque “familiares”, la lucha contra el aborto, la persecucion de los gays, negros, hispanos y judíos y de todo lo que no le parezca realmente “americano blanco”, algo parecido al grupo del Klu Ku Klan (KKK) de los años sesenta, pero ahora disfrazados con una máscara moderna de internet y Facebook, siendo su mejor representante el candidato presidencial Mitt Romney.

Fue él mismo quien declaró que ese “47% de electores que reciben ayuda del gobierno no votarían por él”. Y es cierto, ya que la gran mayoría de ese 47% incluye a un gran grupo de latinos, donde hay niños nacidos en familias pobres de emigrantes, que viven gracias a la ayuda del gobierno federal o estatal, y además están los ancianos o ciudadanos de la tercera edad, que sino fuera por esos programas de ayuda del seguro social como el SSI o el Medicare, no tuvieran que comer y ningún acceso a los planes médicos.

Aunque es cierto que los logros del Presidente Obama no han sido los que esperábamos, pero por lo menos hemos conservado lo que tenemos y ha defendido a los hispanos como ha podido.

Sin embargo, todas las proposiciones llevadas al Congreso para favorecer a los hispanos han sido paradas por los republicanos y los amigos de Mr. Romney, como su compañero candidato vicepresidencial, Paul Ryan lo ha hecho.

He visto cómo en Arizona, New México, Virginia y Alabama, entre otros estados, los republicanos han conseguido aprobar y con el apoyo de sus gobernadores a leyes antimigrantes, donde los hispanos somos considerados como criminales, por el único delito de no tener papeles.

También he visto cómo cada una de las propuestas en el Congreso, que favorecían a los latinos, como es el Dream Act, o el Obamacare, fueron derrotadas o detenidas por los legisladores republicanos.

Tal es así, que el candidato Mitt Romney odia el Obamacare, y ha dicho como lo anularía tan pronto llegue al poder.

Tal vez Obama no sea lo mejor, pero es la única opción que tenemos los hispanos para votar, si queremos preservar lo poco que hemos conseguido en este país. Si Rommy gana, olvídate…