Cuomo liberaliza la distribución de gasolina

Nueva York – Pronto las filas de automóviles frente a las gasolineras pasaran a la historia tras la orden ejecutiva emitida ayer por el gobernador Andrew Cuomo.

La carencia de gasolina que tiene a los generadores y a los autos paralizados tras el huracán Sandy se debe a las estrictas regulaciones que rigen el transporte y la distribución estatal de gas, gasolina, diesel y queroseno. Estas obligan a estar registrados en el Departamento de Estado, Impuestos y Finanzas y han sido suspendidas temporalmente hasta nueva orden.

“Esto permitirá a los neoyorquinos acudir a sus trabajos, familias y hogares lo antes posible”, indicó el gobernador.

Igualmente el gobernador ordenó la movilización de otros 600 guardias nacionales para ayudar en la restauración de energía en los condados de Westchester y Rockland. Los soldados son de la 42 División de Infantería que están acuartelados en Troy y se movilizaron y llegaron ayer a su destino y comenzando sus labores. Con ellos el total de guardias nacionales movilizados ascienden a más de 3,400 con 470 vehículos militares. Los soldados también están a cargo de 13 estaciones de distribución de comida y agua por toda la ciudad.

La otra orden gubernamental ha sido la extensión del plazo de pago de los préstamos concedidos a los ayuntamientos para la realización de proyectos de agua potable y alcantarillado. Los préstamos son dados por la Corporación Estatal de Instalaciones Medioambientales (EFC) y su extensión evitará las multas e intereses a los municipios que, en muchos casos debido a la falta de energía eléctrica, no pudieron hacer la necesaria transferencia de fondos.

La EFC financia estos proyectos y a medida que los municipios pagan su deuda esos dólares se utilizan para financiar nuevos proyectos.