Motín sin víctimas en penal peruano

Lima/EFE – El motín en una cárcel de máxima seguridad en Challapalca, en el sur de Perú, acabó ayer con la entrega, sanos y salvos, de los 15 trabajadores tomados como rehenes por los presos que reclamaban el cierre del penal, anunció el fiscal de la nación, José Peláez.

En declaraciones a la prensa, Peláez dijo que el motín “ya se ha solucionado y todo ha vuelto a la calma”.

El fiscal señaló que es probable que los internos aprovecharan la huelga de los trabajadores penitenciarios, que empezó este martes en demanda de mejoras salariales y de seguridad, para tomarlos como rehenes y quitarles sus armas.

El Instituto Nacional Penitenciario (INPE), a cargo del control en las cárceles, acordonó los exteriores del penal y reforzó la seguridad con agentes de la policía y el Ejército para evitar la fuga de los internos.

Una carta de los trabajadores en huelga, confirmó el motín en Challapalca y anunció una medida de fuerza indefinida para denunciar que los penales “son una bomba de tiempo”.

La emisora Radio Programas del Perú (RPP) informó de que uno de los líderes del motín era Jacinto Aucayacu, alias Cholo Jacinto, sentenciado a 27 años de cárcel por secuestro y homicidio.

El penal de Challapalca, con climas extremos debido a que está situado a más de 4,000 metros de altura, tiene una población de 180 internos y en septiembre pasado recibió a 45 presos de otra cárcel de la vecina Arequipa, según informó El Comercio .