Sí a presupuestos, sale Monti

La dimisión del primer ministro de Italia, Mario Monti, se prevé en los próximos días

Guía de Regalos

ROMA, Italia (EFE).— El Senado italiano aprobó ayer jueves los presupuestos generales del Estado para 2013, en lo que supone la penúltima lectura parlamentaria del texto y que permite que se agilice la formalización de la dimisión del primer ministro, Mario Monti, que se prevé ya en los próximos días.

La Cámara alta dio vía libre a la norma con 199 votos a favor, 55 en contra y 10 abstenciones mediante el voto de una cuestión de confianza al texto que el Ejecutivo había planteado para agilizar su tramitación después de un retraso de varias horas en la comisión de Presupuestos dado el elevado número de enmiendas.

La medida, tras cuya aprobación definitiva en la Cámara de los Diputados (baja) formalizará su dimisión Monti, contó también con el apoyo del partido de Silvio Berlusconi, el conservador Pueblo de la Libertad (PDL), cuya retirada efectiva de confianza a principios de mes al Ejecutivo motivó la renuncia anticipada del primer ministro.

Una vez aprobados los presupuestos en la Cámara baja (algo que se prevé para hoy o el sábado), Monti formalizará su dimisión ante el presidente de la República, Giorgio Napolitano, y entonces resolverá la incógnita de si decide concurrir en las próximas elecciones generales, que todo apunta a que se celebrarán el 24 de febrero. En las últimas enmiendas aprobadas en el Senado, que han motivado que la llegada del texto al pleno se retrasara hasta el jueves, figura la prohibición hasta 2014 a las regiones de efectuar detracciones en el tramo regional del impuesto sobre la renta de las personas físicas.

Además se aumenta al año en 10 millones de euros la financiación destinada a la contratación de personal de seguridad, que llegará a los 70 millones de euros en 2013, y suben el año que viene en 1.000 millones de euros y 200 millones de euros los fondos destinados a los municipios y provincias, respectivamente.

Los presupuestos de 2013 incluyen también la introducción de la tasa sobre las transacciones financieras acordada a nivel comunitario, que entrará en vigor a partir de marzo en Italia, retrasándose hasta julio en el caso de los derivados. En virtud de esta tasa, las operaciones financieras y de acciones serán gravadas con un 0.1 % en los mercados regulados y un 0.2 % en los no regulados, mientras que las operaciones consideradas como “especulativas” llevarán un gravamen del 0.2 %.

Después de aprobarlo el 10 de octubre el Consejo de Ministros, el presupuesto del año que viene no tendrá la reducción del IRPF para las rentas más bajas, pero sí evitará la subida del tipo reducido del IVA que estaba prevista para el próximo julio (queda en el 10 %).

Según contempla este texto, con el que el Ejecutivo tecnócrata pretende un ajuste de 11.600 millones de euros repartidos durante los próximos tres años y cerrar 2013 con un déficit público del 1.6 % del PIB, el tipo general aumentará solo un punto (frente a los dos previstos antes), del 21 al 22 %.

Los presupuestos aumentan además las detracciones que las familias pueden tener en sus declaraciones de la renta por hijos a su cargo, de 800 a 950 euros para aquellos con edades a partir de los tres años y de 900 a mil 220 para menores de tres años, con hasta 400 euros adicionales por los pequeños minusválidos.