Todos asustados por el fin del mundo y los mayas como si nada (Fotos)

Las etnias de Guatemala realizan una ceremonia de conmemoración oficial por el cambio de era en el calendario maya

Guía de Regalos

Todos asustados por el fin del mundo y los mayas como si nada (Fotos)
Grupos ataviados con trajes como los antiguos mayas, con penachos de plumas, máscaras y antorchas de fuego, conmemorar de manera oficial el 13 B´aqtun, que marca el cambio de era en el calendario maya.
Foto: AP

Tikal – Mientras que millones de personas en todo mundo se mortificaban y estaban perdiendo el sueño por lo que consideraban que sería el fin del mundo, anoche, y con toda la tranquilidad del mundo, se realizó una ceremonia a la usanza de los antiguos pueblos originarios mayas, en plena zona selvática del norte de Guatemala, con el fin de conmemorar de manera oficial el 13 B´aqtun, que marca el cambio de era en el calendario maya.

Grupos representantes de las etnias mayas guatemaltecas aparecieron al pie del imponente complejo de pirámides de Tikal, vestidos como sus ancestros y con lanzas encendidas.

Con los rituales y una ceremonia de la espiritualidad maya se dio inicio de manera oficial a la conmemoración por la finalización de un ciclo de cinco mil 200 años y el inicio de otro período.

El acto especial se realizó anoche, desde las 9 p.m. en la Gran Plaza de la pirámide del Gran Jaguar, en el sitio arqueológico de Tikal, una de los mayores ciudades de la milenaria civilización maya.

A la actividad en pleno sitio arqueológico asisten los presidentes de Guatemala, Otto Pérez Molina, y de Costa Rica, Laura Chinchilla, así como el secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el jordano Taleb Rifal.

El Parque Nacional Tikal, en el norteño departamento de Petén, a 530 kilómetros de la capital, se vio desbordado por unos tres mil visitantes nacionales y extranjeros.

Los turistas llegaron al importante sitio arqueológico desde principios de la semana y su ingreso al lugar fue controlado por las autoridades para evitar daños a las pirámides o al entorno natural selvático, que forma la reserva de la Biósfera Maya

El gobierno restó importancia a las supuestas profecías mayas del fin del mundo, y a la protesta de un grupo de indígenas que se apostaron cerca de las pirámides para denunciar que las autoridades les negaban el paso a los sitios sagrados de sus ancestros.

El titular del Inguat dijo en rueda de prensa que antes de los actos de conmemoración se conversó con los representantes “genuinos” de los grupos indígenas para que participaran y reiteró que ningún guatemalteco tiene prohibido el acceso a los sitios arqueológicos.

Desmienten profecía

Sentada en su hamaca de hilo de seda, Francisca May Koyoc echa a andar la máquina de los recuerdos y sonría cuando escuchaba las noticias que se daban en todo el planeta sobre el “inminente fin del mundo” y que eran atribuidas a sus ancestros mayas.

Para esta mujer de 64 años, nacida en plena zona henequenera de Yucatán y de origen cien por ciento maya, los temores que circulaban en el mundo respecto a “un fin del mundo” augurado por sus paisanos no tienen fundamento alguno y no estaban asociados a las creencias que ella recibió de sus padres y abuelos.

“No, qué se va a acabar el mundo ni que nada, no va a pasar nada”, dijo dando manotazos en el aire y sonriendo, desestimando rumores que para ella son chismes de los que todo mundo en su pueblo se ríe por la misma causa que ella.

“A mí me enseñaron que el mundo sí, sí se puede acabar, pero para que eso ocurra tienen que pasar muchas cosas y se ve venir desde años antes, no va a pasar de un solo golpe”, comentó la indígena.

De acuerdo con la señora May, entre las profecías que ella conoce figuran que el mundo pasará siete años sin nacimientos de niños, lo que será una de las claves que indicarán el fin de los tiempos.

Otra señal, dice, será un huracán (único siniestro que históricamente ha afectado a esta zona del país), que dejará en oscuridad a la tierra por una semana y que será el anticipo de ese final.