Jueza llora al sentenciarlo

Asesino en serie Rodney Alcalá es condenado por dos de sus múltiples crímenes
Jueza llora al sentenciarlo
Rodney Alcalá al ser sentenciado ayer en la Corte Criminal de Manhattan por el brutal asesinato de dos mujeres. Se cree que cometió más de 100 asesinatos.
Foto: AP

MANHATTAN — Una veterana juez de la corte criminal de Manhattan no pudo contener el llanto al sentenciar ayer a un criminal en serie por el asesinato de dos, de las más de 100 jóvenes que habría matado, según se sospecha.

“Este tipo de casos es algo que nunca he experimentado y espero nunca volverlo a vivir”, dijo la jueza Bonnie Wittner, deseando que las familias logren algo de paz con la condena de 25 años a cadena perpetua.

Rodney Alcalá, 69 años, vestido con el traje naranja de instituciones penitenciarias, las manos esposadas a la espalda permaneció imperturbable tanto en la condena como cuando el fiscal Alex Spiro le calificó como “el rostro del diablo” y fue mencionando los crímenes por los que se encuentra en el corredor de la muerte en California.

Desde California fue extraditado a Nueva York para ser juzgado por el asesinato de la azafata Cornelia Michel Crilley y la bióloga Ellen Hover, ambas de 23 años.

El primero lo ejecutó el 24 junio 1971 cuando estudiaba cine con Roman Polanski en la Universidad de Nueva York bajo un nombre falso: John Berger y siendo ya un violador convicto y confeso. El segundo fue el 15 julio 1977 durante un permiso que le dio el oficial de libertad condicional de California para que visitara a su familia en Nueva York.

Lo más cruel de este asesino es que además de violar a sus víctimas y golpearlas, las torturaba estrangulándolas hasta que perdían el conocimiento y esperaba a que se recuperaran para volver a repetirlo una y otra vez.

“Las víctimas no fueron olvidadas ni por sus familias, ni por la policía ni por la fiscalía”, declaró Cyrus Vance, fiscal de Manhattan, en rueda de prensa posterior a la sentencia.

Alcalá regresará ahora al corredor de la muerte en California donde está apelando la pena capital.