Tratan de influenciar debate migratorio

Villaraigosa viaja a Washington a promover la reforma; los oponentes se dirigen a la misma audiencia
Tratan de influenciar debate migratorio
Antonio Villaraigosa, alcalde de Los Angeles, indicó en el Club Nacional de Prensa que 'es el momento para la reforma migratoria'.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.— En el mismo lugar, grupos en contra de legalizar a millones de indocumentados se oponían al mensaje entregado ayer por el alcalde de Los Ángeles, Antonio Villarraigosa, haciendo un llamado a una reforma integral.

El Club de Prensa fue el punto de un curioso encuentro. En horarios diferentes, ambos grupos expusieron argumentos completamente distintos frente a un mismo debate.

Mientras expertos del Centro para Estudios de Inmigración (CIS) hablaron de un fraude generalizado en las medidas que se han tomado administrativamente para beneficiar a indocumentados, Villarraigosa llamaba a la legalización de 11 millones de personas. Aunque el debate formal de una reforma migratoria no se ha iniciado en el Congreso, los grupos a favor y en contra de la medida saben que ahora es el momento de delinear los conceptos básicos de un futuro acuerdo e influenciar el proceso en la medida de lo posible.

Diversos expertos de CIS acompañados por el congresista Lamar Smith (R-TX) delinearon los puntos conflictivos de una potencial legalización y enfatizaron experiencias pasadas donde, según ellos, hubo graves problemas, como durante la implementación de la Ley de Inmigración en 1986.

Más aún, calificaron el proceso de acción diferida (DACA) entregado a los jóvenes que se beneficiarían con el proyecto de ley del sueño, como “defectuoso” y “propenso al fraude”. Además, resaltaron que personas que han cometido varios delitos menores, en ciertas circunstancias, podrían obtener esta garantía.

Smith dijo que “no se puede confiar en la palabra del Presidente Barack Obama”, al recordar que el mandatario había asegurado públicamente que no podía ignorar la ley ni al Congreso, pero sin embargo, luego implementó DACA.

Aunque el grupo en CIS reconoció que se ha avanzado en el campo de control de inmigración, insistieron en que se debe hacer mucho más, antes de hablar de una reforma general.

Por otro lado, Villarraigosa hizo un llamado para alcanzar un proyecto de ley integral este año. “Es el momento. Necesitamos una reforma que tenga sentido común y sea humana”, dijo.

Al ser consultado por la prensa, el alcalde de Los Ángeles no respondió frente a las preguntas respecto a un posible puesto en el nuevo gabinete del Presidente Barack Obama, ya sea como secretario de transporte o trabajo.