Infección gastrointestinal llega a EEUU

Desde septiembre más de 140 brotes han sido causados en EEUU por la nueva cepa Sydney de norovirus

NUEVA YORK.— Una nueva cepa de la infección estomacal que se ha extendido por el mundo está plagando Estados Unidos, advirtieron las autoridades de salud pública.

En EEUU representa un 60% de los brotes de norovirus, según un informe difundido ayer por los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

El norovirus —otrora conocido como virus de Norwalk— es altamente contagioso y suele propagarse en escuelas, cruceros navales y guarderías. Se atribuyó a la nueva cepa un brote en el buque Queen Mary II el mes pasado durante un crucero por el Caribe.

El virus causa vómitos y diarrea durante algunos días.

Cada dos o tres años se desarrolla una nueva cepa. La anterior fue en 2009; la de Sydney ha coincidido con un aumento en los casos de gripe.

Ian Goodfellow, un prominente investigador en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, califica el norovirus como “la Ferrari de los virus” por la velocidad a la que se propaga por un grupo grande de personas. “Puede propagarse muy, muy rápidamente. Uno puede sentirse muy bien en un momento y pocas horas después padecer continuos vómitos y diarrea”, agregó.

Las autoridades de la salud han perfeccionado los métodos para detectar nuevas cepas y determinar cuál es culpable. Ahora saben que el norovirus es también la causa más común de intoxicación alimenticia en Estados Unidos.

Se propaga por medio de cocineros o quienes manipulan alimentos y no se lavan bien las manos después de ir al baño. Pero al contrario que la salmonela y otras enfermedades alimenticias, el norovirus también puede propagarse por el aire, por medio de gotitas que saltan cuando una persona enferma vomita.

Cada año, los norovirus causan unos 21 millones de infecciones y 800 muertos, de acuerdo con los CDC.