Dicen sí a la reforma

El clima político de California es muy favorable a indocumentados
Dicen sí a la reforma
Genoveve Aguilar habla en la reunión celebrada por los integrantes de la Mesa de Dialogo sobre una Reforma Migratoria de San Diego.
Foto: EFE

SACRAMENTO.— Los recientes resultados del sondeo Field que arrojaron que el 90% de los votantes de California están a favor de que los inmigrantes indocumentados puedan convertirse en ciudadanos son un apoyo para negociar y lograr una reforma migratoria.

“California tiene la delegación más grande en el Congreso con 53 miembros entre demócratas y republicanos y es importante que miren estas encuestas y vean cómo el apoyo para una reforma migratoria ha ido creciendo desde 2008 entre los electores y la respalden con su voto”, dijo Joseph Villela de la Coalición de Derechos Humanos de los Inmigrantes de Los Ángeles (CHIRLA).

“Ojalá que los republicanos vean que sus distritos ya cambiaron y apenas sobrevivieron en las pasadas elecciones, y sobre todo que consideren cuáles son las necesidades de California”, añadió Villela.

“Una reforma migratoria que ofrezca un mapa hacia la ciudadania de los once millones de indocumentados en el país unifica a las familias y ayuda a la economía”, sostuvo.

La encuesta Field encontró que entre los latinos el apoyo es de 95% para permitir que los inmigrantes indocumentados que han vivido aquí por años permanezcan y se conviertan en ciudadanos si tienen un empleo, aprenden inglés y pagan impuestos. Entre los blancos no hispanos, el respaldo es de 89%.

“Rara vez he visto un apoyo universal para un tema como el que encontramos esta vez para la migración”, comentó Mark DiCamillo, autor del sondeo.

“Y en los siete años que hemos venido midiendo el apoyo para una reforma migratoria no habíamos visto este respaldo tan grande”, opinó.

En abril de 2005 el apoyo para una legalización,entre los californianos fue de 75% y en marzo de 2010 de 83%.

Pero según el encuestador, el alza en el respaldo hacia un camino a la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, es el resultado de ver que los líderes de ambos partidos han abrazado la necesidad de que algo se tiene que hacer.

El sondeo encontró también que el 52% de los encuestados están a favor de dar licencias de manejo a los indocumentados cuando en dos encuestas previas de Field, la mayoría se oponía a la idea. En 2005, sólo el 35% estaba de las licencias y el 62% se oponía. Actualmente sin embargo, sólo el 27% de los republicanos apoyan las licencias de conducir para los inmigrantes indocumentados.

Un apoyo que cae muy bien sobre todo cuando el asambleísta demócrata de Salinas, Luis Alejo tiene un proyecto de ley para dar licencias de manejo a los indocumentados.