Con los pies en la tierra

Mike Magee se dice feliz por el inicio del Galaxy y su triplete

El delantero del Galaxy de Los Ángeles, Mike Magee, dijo ayer que la movilidad que mostró todo el equipo en su victoria de 4-0 sobre el Fire de Chicago fue lo que le permitió lucirse con tres de las anotaciones.

“Creamos espacios a la defensiva para ganarles la espalda, tuvimos muchas oportunidades de anotar durante el partido gracias al trabajo de todos”, apuntó el delantero.

Magee está cumpliendo su cuarta temporada con el Galaxy después de que en el 2009 llegó a la escuadra angelina procedente del Red Bull de Nueva York.

Para el delantero de 28 años de edad, ganarse el puesto titular en el equipo angelino ha sido cosa de trabajo y paciencia, sobre todo cuando se tiene en la misma posición que él ocupa a un jugador de la categoría futbolística y el recorrido histórico de Landon Donovan.

“Poco a poco he tomado confianza y me he ido adaptando al equipo gracias al apoyo de todo el cuerpo técnico y de mis compañeros”, explicó.

Por su parte, el técnico Bruce Arena bromeó sobre la gran actuación de Magee y sus tres goles conseguidos ayer.

“Creo que no jugó como yo esperaba, pero no le voy a decir nada para no hacerlo enojar, no quiero que después él me corra del equipo”, comentó el estratega para después retomar el tema con seriedad.

“Mike jugó muy bien y junto con Robbie Keane crearon muchas oportunidades de peligro”, apuntó Arena.

Más allá de la espectacularidad ofrecida por sus delanteros, el entrenador del Galaxy se dijo muy complacido con la labor ejercida por su defensiva.

En particular, Arena comentó el buen funcionamiento entre Omar González y Leonardo, el defensa central brasileño que ayer reapareció con el Galaxy después de un año de inactividad por lesión.

“Me gustó mucho el funcionamiento de la zaga central que tuvo que contener a dos delanteros muy fuertes como Chris Rolfe y Maicon Santos. Omar y Leonardo se entendieron muy bien”, comentó.

A pesar de haber pasado por encima de su rival en turno, Arena no quiso echar las campanas al vuelo.

“Estuvimos lejos de la perfección, pero no estuvo nada mal para haber sido el primer juego de la temporada”, dijo el técnico del actual campeón de la MLS.