Policía divide… y vence

Policía divide… y vence
En pequeños grupos, los fans de Pumas llegan a CU.

MÉXICO, D.F.— Esta vez los integrantes de La Rebel no se congregaron en Copilco para partir al Olímpico Universitario, como ocurre casi siempre.

En un acuerdo con la Secretaría de Seguridad Pública del DF, los líderes de la barra auriazul determinaron llegar en grupos pequeños al inmueble.

“Para evitar conflictos como los que han estado pasando llegamos cada quien por su lado al estadio, en eso quedamos con las autoridades, más que nada para evitar aglomeraciones y que se hiciera más desm…, algunos grupos llegaron en su camión, en uno o dos micros”, explicó a CANCHA Germán Gudiño, uno de los líderes de La Rebel.

Los únicos que sí llegaron en un convoy numeroso fueron los integrantes de la Unión Auriazul, quienes arribaron al estadio en 5 microbuses.

Bien librados salieron los integrantes de la porra de Chivas, La Insurgencia, cuando la Policía les encontró un cuchillo y 4 cohetes durante una revisión de rutina.

Ayer, elementos de seguridad hallaron en un camión, que trasladaría a los hinchas rojiblancos del Monumento a la Revolución al Olímpico Universitario, los artefactos en una mochila “sin dueño”.

“¿De quién es esto? ¿De quién es la mochila?”, preguntó un oficial a los barristas a su alrededor.

Luego de un largo silencio, un seguidor, presuntamente líder de la barra, conminó al oficial a quedarse con el botín.

“Ya, llévatelo, llévate la mochila”, dijo escuetamente, con lo que el uniformado continuó la revisión y pasó de largo el incidente.

Al final, los alrededor de 200 seguidores subieron a sus respectivos transportes a las 9:20 a.m. (7:20 a.m., hora de Los Ángeles) para llegar 50 minutos después a CU.

Una vez en el inmueble, el sector de aficionados se unió al resto de los hinchas de Chivas que colmaron la cabecera sur.

Un saldo total de 23 personas detenidas dejó el partido entre Pumas y Chivas, así lo informó en un comunicado la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSP-DF).

Ocho personas fueron detenidas por ejercer la reventa a las afueras del Olímpico Universitario, mismas que fueron llevadas al Juez Cívico Móvil de Coyoacán.

Otras quince personas también fueron detenidas por propiciar la reventa, además, una de ellas fue llevada al Ministerio Público por posesión de marihuana.