BARCELONA VA AL INFIERNO…

MÉXICO, D.F. (EFE).— El Toluca, segundo del Grupo 1 con tres puntos, recibirá hoy al Barcelona ecuatoriano, colista con una unidad, confiado en sacar provecho de la condición de local y retomar el camino de la victoria en la tercera jornada de la Copa Libertadores.

Los Diablos Rojos comenzaron su andar en el torneo continental con un triunfo por 1-2 ante el favorito Boca Juniors, pero en su debut en casa se mostró arrogante ante el Nacional uruguayo y fue superado por 2-3, a pesar de haber dominado el encuentro gran parte del tiempo.

Considerado como uno de los tres mejores equipos mexicanos de los últimos 15 años, Toluca tiene el pendiente de una gran actuación internacional y este año ha apostado por llegar lejos en la Libertadores de la mano del entrenador Enrique Meza, quien ganó la Copa Sudamericana del 2006 con Tuzos de Pachuca.

Después de dos jornadas, los mexicanos suman tres puntos, a uno del líder Nacional y hoy esperan imponer condiciones a más de 2,600 metros sobre el nivel del mar ante un cuadro obligado a sumar y que sacó un empate 2-2 en casa del Nacional, pero luego perdió por 1-2 en su casa ante Boca.

Se espera que el de hoy sea un partido abierto en el cual los mexicanos saldrán a atacar con una ofensiva liderada por el panameño Luis Tejada y el mexicano Carlos Esquivel.

Los rivales darán prioridad a plantarse bien atrás, sin renunciar a buscar los goles que necesitan para acercarse a la zona de clasificación.

El Barcelona, campeón ecuatoriano de la temporada pasada, es el actual colista del torneo local con tan solo dos puntos, tras disputar cinco partidos, de los que perdió tres y empató dos.

“Necesitamos lograr un triunfo para empezar a retomar la confianza y salir de este mal momento”, señaló el entrenador del Barcelona, el argentino Gustavo Costas.

?>