Unidad por el NY Dream Act

La Legislatura estatal está a punto de aprobar el presupuesto y, tal y como van las cosas, la propuesta del Dream Act estatal se quedará engavetada otra vez. A menos que los legisladores hispanos, representantes de muchos de los Dreamers, se unan y les dejen claro al liderazgo del Senado y al Gobernador Andrew Cuomo que votarán NO por el presupuesto si éste no incluye el Dream Act.

El proyecto del Acta del Sueño —que busca hacer lo que otros estados ya han hecho y darles a los estudiantes indocumentados elegibles acceso al programa de ayuda financiera estatal para matrícula universitaria TAP— ha estado en manos de los legisladores desde hace varios años.

Finalmente, la actual sesión de la Asamblea produjo una versión balanceada que fue aprobada recientemente junto a $25 millones para costearla.

El Senado, controlado por republicanos y demócratas independientes, rehúsa incluirla en el presupuesto, a pesar de los beneficios económicos que traerá a largo plazo. Los senadores hispanos la apoyan, evidentemente porque es una prioridad para la comunidad a la que representan, y han enviado mensajes al gobernador y aparecido en protestas a favor del Dream Act.

Pero estas acciones no han funcionado. El liderazgo de la Cámara Alta y Cuomo claramente no entienden la importancia de esta ley, aunque cuando les conviene hablan del aporte de los inmigrantes, de su preocupación por las bajas tasas de graduación de high school y college, y de la importancia de la educar a las minorías para el bienestar económico del estado.

Es hora de demostrar la importancia de esta propuesta. La acción de Albany afectará la decisión de unos 200,000 estudiantes inmigrantes educados por nuestras escuelas públicas de comenzar o continuar la universidad.

Este importante presupuesto, que contiene leyes críticas como el aumento del salario mínimo, también debe incluir el Dream Act. Los legisladores hispanos y los que creen en las oportunidades educativas igualitarias, deben rechazar el presupuesto a menos que contenga el Acta del Sueño.