Niños ruegan a Obama por amiguito detenido en México

En San Francisco, 27 estudiantes de escuela elemental no pueden entender la decisión del sistema de Inmigración que les priva de la compañía de Rodrigo Guzmán

San Diego, 21 Mar – Un grupo de residentes de Berkeley, California, planea llevar a nombre de sus hijos al presidente Barack Obama una petición para que permita regresar a un niño a quien el gobierno estadounidense impide volver luego de que viajó a México en diciembre.

El cabildo de gobierno de Berkeley aprobó en días recientes la resolución que deberá ser entregada al mandatario, titulada “Traigan de regreso a casa a Rodrigo (Guzmán)”.

De acuerdo con el cabildo, Rodrigo y su padre se encuentran en la capital mexicana donde se les negó renovar visas. El menor llegó a California a los 18 meses de edad hace casi ocho años.

Esta semana 27 menores compañeros de clase de Rodrigo Guzmán lanzaron una campaña con ayuda de sus padres a favor del regreso del mexicano.

El gobierno local de Berkeley aprobó la resolución en respuesta a protestas y argumentos que le presentó el grupo de menores de cuarto grado de educación básica en la escuela Jefferson Elemental.

La maestra de Rodrigo, Barbara Wenger, dijo a medios locales que la ausencia del compañero de clases impactó en el ánimo de los estudiantes y decidió escribir cartas al presidente Obama para pedirle que dejara volver al menor.

Pronto algunos padres de compañeros de clase del menor apoyaron la iniciativa de la profesora, pero en las últimas semanas comenzó a generarse un movimiento en la ciudad.

La campaña la dirigen principalmente el estudiante Scott Kuwahara, de padres de origen japonés y chino. La madre de Scott, Mabel Yee, fue quien inició la cruzada en Berkeley con la consigna: “Dejen regresar a Rodrigo, los niños son niños”.

En audiencia con el consejo de gobierno, los niños explicaron que Rodrigo Guzmán creció en Berkeley, casi no habla español, no conoce México, y se considera un residente de la ciudad de la Bahía de San Francisco.

El regidor Jesse Arreguín dijo esperar que la administración del presidente Obama ofrezca una solución humanitaria para el menor mexicano.

Mientras tanto, la señora Yee y su hijo Scott han reunido miles de firmas virtuales de apoyo y junto con una delegación que incluye a otros ocho padres de estudiantes de Jefferson planean viajar en abril a Washington para entregar la petición a Obama.

La delegación llevará por lo menos dos resoluciones, del cabildo de gobierno y del distrito escolar unificado de Berkeley, dirigidas a la administración de Obama para pedir el regreso de Rodrigo Guzmán.

De acuerdo con la señora Yee, Rodrigo y sus padres, Javier Ponce Guzmán y Reyna Díaz Mayida, llegaron a Berkeley con visas de visitantes en 2006 y se alojaron con unos familiares.

En varias ocasiones cuando sus visas estaban por vencer conseguían renovarlas en Tijuana, pero la más reciente venció sin que la renovaran.

En diciembre la familia fue de vacaciones a México y al intentar regresar el 10 de enero, para que Rodrigo volviera a tiempo a clases, el gobierno les impidió la entrada en el aeropuerto de Houston por haber permanecido en el país cuando vencieron sus visas en 2012.

La maestra de Rodrigo Guzmán dijo que cuando vio el impacto de la negativa de regreso del niño en los demás estudiantes trató de explicar un poco cómo funcionan las leyes de migración.

Dijo que para los 27 estudiantes, casi todos de 9 años de edad, la explicación carecía de sentido.