Hombre es investigado por muerte de director de prisiones de Colorado

La policía sospecha que Evan Spencer Ebel, un anglosajón integrante de una pandilla supremacista, podría ser el que mató a Tom Clements la noche del martes pasado

Domicilio del director estatal de prisiones de Colorado, Tom Clements, situado en la comunidad de Monument, al sur de Denver.
Domicilio del director estatal de prisiones de Colorado, Tom Clements, situado en la comunidad de Monument, al sur de Denver.
Foto: AP

Dallas – Autoridades en Colorado y Texas investigan si Evan Spencer Ebel, un anglosajón integrante de una pandilla supremacista, es el asesino del director estatal de prisiones de Colorado, Tom Clements.

Las autoridades sospechan que Ebel, de 28 años, mató a un repartidor de pizzas para apoderarse de su uniforme y llegar la noche del martes disfrazado al domicilio de Clements, a quien habría matado cuando abrió la puerta de su casa en la comunidad de Monument, al sur de Denver.

Ebel fue detenido la víspera en el norte de Texas, a cientos de kilómetros de distancia de donde ocurrieron los hechos, luego que un agente del sheriff del condado de Montague intentó detener el auto que conducía, para realizar una inspección rutinaria de tránsito.

El joven disparó contra el agente antes de acelerar y darse a la fuga a alta velocidad por la carretera 287. Tras ser perseguido, Ebel chocó en una intersección contra un camión de carga.

El sheriff del condado de Wise, David Walker, informó hoy en conferencia de prensa que el sospechoso es mantenido con vida con la ayuda de un aparato de respiración artificial, pero se le considera mentalmente muerto en el Hospital John Peter Smith en Fort Worth.

El gobernador de Colorado, John Hickenlooper, aclaró que “no sabemos aún exactamente si éste es el tipo” responsable del homicidio de Clements. “Hay algunos indicios. Espero que sea”, indicó.

Clements, quien tenía a su cargo la administración de las 25 cárceles del Departamento de Prisiones de Colorado, fue muerto a tiros en la puerta principal de su domicilio la noche del martes en las afueras de Denver.

Las autoridades sospechan que el homicidio del funcionario estatal pudiera estar relacionado con una pandilla de supremacistas que se encuentra aún en prisión. Ebel pertenecía a la pandilla y había salido en libertad meses atrás.