Querella dominicana contra el FBI por caso “Bob” Menéndez

Asesor antidrogas del Poder Ejecutivo denuncia interrogatorio ilegal de dos empleadas domésticas de Casa de Campo

Santo Domingo, 1 abr – Marino Vinicio Castillo, director de Ética e Integridad Gubernamental y asesor antidrogas del Poder Ejecutivo, denunció que dos agentes del Negociado Federal de Investigaciones (FBI) interrogaron a empleadas domésticas dominicanas en el cuartel policial de La Romana (este del país) sin contar con ninguna orden judicial y sin estar presentes un fiscal ni abogados.

Castillo indicó que las mujeres laboran en Casa de Campo, en la villa del médico dominicano residente en los Estados Unidos, Salomón Melgen.

El interrogatorio les fue practicado el pasado 22 de febrero, antes de que la Policía y el Fiscal de La Romana descubrieran una trama contra el senador norteamericano Robert “Bob” Menéndez y el propio galeno, quienes fueron vinculados en un supuesto caso de prostitución.

En su programa dominical “La Respuesta”, Castillo declaró que dichas empleadas afirman que fueron objeto de apresamiento y encierro ilegal, así como de interrogatorios mediante preguntas intimidantes y amenazantes con relación a la supuesta participación del senador Menéndez y el doctor Melgen en el caso.

Ambos fueron involucrados por tres mujeres, quienes ofrecieron sus testimonios en un vídeo filmado por una persona la cual ha sido identificada como Peter Williams.

Castillo declaró que un general de la Policía (que no identificó) ha declarado que para el interrogatorio a las mujeres requirió la presencia de un representante del ministerio público y recibió la respuesta de otro general de la misma institución de que se contaba con la anuencia del procurador general de la República, Francisco Domínguez Brito, y que no era necesaria la presencia de fiscal alguno.

El asesor antidrogas del Poder Ejecutivo consideró que ello es “un hecho sumamente grave”, porque involucra severas infracciones a la Constitución, a tratados internacionales y a la normativa penal dominicana.

Declaró que ha recibido informaciones de que los agentes extranjeros “han llegado al extremo en otros interrogatorios hechos en el país, a propósito de este caso, de realizar pruebas de polígrafos sin orden judicial y sin presencia de abogado ni autoridad judicial competente en un edificio ubicado en la avenida Abraham Lincoln de la ciudad de Santo Domingo, donde no opera ninguna dependencia oficial del Estado dominicano”.

Agregó que sobre estas actuaciones ilegales hay declaraciones juradas de personas afectadas, las cuales han alegado que dichos agentes llegaron a amenazar con cancelaciones de visas, y formularon preguntas intimidantes y coactivas con relación al senador Menéndez y a Melgen, y el supuesto trato con prostitutas.

Castillo, cuyo hijo, el también abogado Vinicio Castillo Seman, ha sido involucrado en el escándalo, consideró inexplicable que “oficiales de una de las agencias de investigación de más prestigio en el mundo, como es el FBI, lleven a cabo una investigación de tipo criminal contra un senador de Estados Unidos sin averiguar antes la fuente de la denuncia”.