Esas feas manchas en la cara

Las mujeres latinas son las principales víctimas del melasma. Aprenda a reconocerlo y combatirlo
Esas feas manchas en la cara

Nueva York — Son grandes, marrones y aparecen justo donde más nos molesta, en la cara. Esas manchas que “adornan” el rostro de muchas mujeres latinas, convirtiéndose en su peor enemigo, tienen un nombre: melasma.

Esta condición, conocida también como paño, es causada por el aumento de la pigmentación en ciertas zonas de la piel, generalmente en las mejillas, la frente y alrededor de la boca. Aunque puede afectar a cualquier persona, el melasma aparece más en los rostros de las mujeres, especialmente durante el embarazo.

“Cuando hay una alteración o cambio hormonal, los melanocitos (las células encargadas de reproducir la melanina) se vuelven más sensibles a la exposición al sol. Por eso las embarazadas se ven muy afectadas por esta condición o quienes están tomando anticonceptivos”, explica el Dr. Francisco Flores, dermatólogo certificado.

Debido al tono de piel trigueño, que refleja una mayor presencia de melanina, las mujeres latinas tienen tendencia a desarrollar problemas de melasma. Además la falsa creencia de que la piel oscura tiene más resistencia al sol, hace que muchas no usen la protección necesaria para evitar las manchas.

Aunque muchas veces las manchas no desaparecen completamente, el Dr. Flores asegura que hay tratamientos con los que se pueden eliminar casi en un cien por ciento. “Tengo pacientes a quienes se les ha mejorado considerablemente”. Para ello hay que seguir tres pasos básicos: controlar la exposición solar, exfoliar la piel y usar productos químicos que disminuyan la formación de la melanina.

“El melasma es complicado de tratar, pero lo básico y lo principal para cualquier tratamiento es evitar el sol. Hay que usar un bloqueador solar de por lo menos SPF 30, a diario. Yo por ejemplo recomiendo el protector Aveeno Protect + Hydrate“, explica el especialista.

Luego, hay que exfoliar la piel, con químicos faciales o con procedimientos como la microdermabrasión. “Estas exfoliaciones tienen que hacerse con cuidado y de manera progresiva. He visto casos de mujeres que se desesperan y se hacen “peelings” muy fuertes y profundos, y empeoran porque se causa inflamación, alterando los melanositos y por lo tanto, aumentando la pigmentación”.

Bajo supervisión médica, la persona deberá usar cremas especiales para tratar la condición. La mayoría de ellas tienen como compuesto principal retinol, ácido glicólico, o principalmente hidroquinona.

“En los Estados Unidos el mayor grado que se permite en el uso de la hidroquinona es el 4%, aunque muchos países de Latinoamérica la usan de hasta 8 o 10%. Yo recomiendo que tengan mucho cuidado con este tipo de porcentajes altos porque hay pacientes a quienes les causa alergias o irritación. Todo tipo de tratamiento médico tiene que ser bajo vigilancia, porque se pueden agravar las manchas”.

El Dr. Flores acentúa que eliminar el melasma es un proceso de meses, por lo que la mujer debe tener mucha disciplina y paciencia para poder ver los resultados.