Estudiantes de Guerrero y Oaxaca siguen sin clases

Aunque más de 35 millones de alumnos regresaron a las aulas en todo el país tras las vacaciones de Semana Santa

Integrantes de la Policía Comunitaria ofrecieron una conferencia de prensa para ofrecer su respaldo al movimiento magisterial que se ha convertido en el Movimiento Popular de Guerrero (MPG).
Integrantes de la Policía Comunitaria ofrecieron una conferencia de prensa para ofrecer su respaldo al movimiento magisterial que se ha convertido en el Movimiento Popular de Guerrero (MPG).
Foto: Notimex

Ciudad de México -Este lunes, más de 35 millones de estudiantes de la República Mexicana retomarán sus actividades, tras haber disfrutado del periodo vacacional de Semana Santa.

El pasado 24 de marzo, los alumnos junto con los docentes y trabajadores administrativos de las más de 242 mil escuelas públicas y privadas, iniciaron un descanso de dos semanas.

De acuerdo con la Secretaría de Educación Pública (SEP) se espera el regreso de 25 millones 891 mil estudiantes de preescolar, primaria y secundaria, así como 9 millones 405 mil estudiantes de bachillerato y del nivel superior.

Sin embargo, no en todo el país se dará un regreso a clases tranquilo. En rechazo a la Reforma Educativa propuesta por el Presidente Enrique Peña Nieto y aprobada en el Congreso de la Unión, miles de maestros siguen firmes en sus movilizaciones hasta que no se llegue a un acuerdo con el Gobierno Federal.

Horas después de que el Presidente de México promulgara la Reforma Educativa, maestros e integrantes de diversas organizaciones de Michoacán, Oaxaca y Guerrero se levantaron en huelga para manifestar su rechazo.

Suspendieron labores en el 50 por ciento de las escuelas de nivel básico de la entidad por tiempo indefinido y amenazaron con marchas y plantones en las sedes de los poderes Legislativo y Ejecutivo.

30 MIL PROFESORES NO DARÁN CLASES EN GUERRERO

Más de 30 mil profesores que integran la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) se negaron ayer domingo a iniciar las clases, porque se mantendrán “al pie de la lucha”, dijo el secretario general del movimiento, Gonzalo Juárez Ocampo.

Esta acción, expuso el domingo, forma parte del paro nacional indefinido que prepara la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), luego del desalojo de maestros, realizado el sábado pasado por fuerzas federales, de la Autopista del Sol, calificado como un “acto de represión”.

“La decisión del movimiento es continuar en la lucha, no regresar a clases, sólo vamos a presentarnos mañana (8 de abril) para informar a los padres de familia de nuestra lucha y que nos entiendan, además de hablar con los alumnos”, dijo.

La plantilla magisterial en Guerrero es de aproximadamente 75 mil profesores, de los cuales 45 mil pertenecen al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quienes sí confirmaron su regreso a clases este lunes.

El dirigente de la Comisión Política de la CETEG, Minervino Morán Hernández, indicó que preparan una mega marcha el próximo 10 de abril en Chilpancingo, capital de Guerrero, en la que participarán tres comunidades afiliadas a la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), así como organizaciones sociales y defensoras de los derechos humanos en la entidad.

“Los integrantes de la CRAC ya sumados, se siguen sumando más agrupaciones, más comunidades en esta nueva etapa de lucha, que a partir del próximo miércoles se le denominará Movimiento Popular de Guerrero, ya no sólo normalista”, explicó Morán Hernández a la prensa.

OAXACA: LA CNTE SÍ VOLVERÁ A LAS AULAS

En Oaxaca, la sección 22, de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), acordó regresar a clases y pospuso el estallido de su paro indefinido a nivel local, además de que anunció que buscará impulsar tal estrategia a nivel nacional a lado de los estados de Michoacán, Guerrero y Chiapas.

Los profesores acordaron mantener sólo su campamento de denuncia en el Centro Histórico oaxaqueño frente a la sede del Palacio de gobierno, y definieron un calendario de protestas escalonadas y semanales sólo con personal administrativo, auxiliar y con miembros del Comité seccional.

Los docentes dijeron que continuarán con su protestas los fines de semana, cuando realizarán reuniones con padres de familia y volanteo para concientizar a la ciudadanía en sus acciones y evitar confrontaciones o reveses.

Los profesores oaxaqueños informaron también que el próximo 10 de abril participarán en la marcha nacional, en la que además contemplan la entrega masiva de amparos contra la reforma educativa.

El Gobernador de Oaxaca, Gabino Cué, se reunió con diputados federales y senadores originarios de la entidad el pasado martes para presentar su propuesta alterna de reforma a la Ley General de Educación, que según él recogía las inquietudes de los más de 72 mil maestros oaxaqueños pertenecientes a la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

El Gobernador oaxaqueño rechazó que se tratara de una “contrarreforma” a la enmienda constitucional en materia educativa, primer gran reforma emanada del Pacto por México; aprobada por la mayoría de los congresos locales; y promulgada por la Secretaría de Educación Pública en febrero de este año.

“El hecho de que un servidor esté acá, es porque en Oaxaca estamos preocupados por la educación, las maestras y maestros de Oaxaca están preocupados por la educación y por eso presentamos este documento y lo estamos compartiendo con los legisladores”, indicó Cué.

El mandatario aclaró que su propuesta no pretende soslayar la evaluación educativa, sino que ésta se adecue a las necesidades de los maestros de Chiapas y Oaxaca, al privilegiar la capacitación magisterial por encima de la evaluación.

“La maestras y maestros de Oaxaca no están en contra de la evaluación, lo que queremos es que en esta Ley General de Educación se defina muy bien cuáles son los criterios a través del cual se van a evaluar a los maestros, no de Oaxaca, sino de todo el país”, puntualizó.