Plan de EEUU con Guatemala

Se corregirá una serie de violaciones laborales en el país centroamericano

WASHINGTON D.C. (AP) — Estados Unidos anunció que acordó con Guatemala un plan para corregir violaciones laborales en la nación centroamericana que suspende temporalmente un procedimiento de solución de controversias solicitado por Washington en el marco del tratado de libre comercio entre ambas naciones.

El representante comercial encargado de Estados Unidos, Demetrios Marantis, dijo el jueves que el plan de 18 de puntos incluye acciones concretas que Guatemala implementará los próximos seis meses para mejorar la protección de los derechos laborales.

Según el plan, Guatemala se ha comprometido a aumentar las inspecciones laborales, agilizar el proceso para sancionar a patronos y ordenar compensaciones por violaciones laborales e incrementar el cumplimiento de las leyes por parte de empresas exportadoras.

También mejorará la supervisión del acatamiento a fallos de cortes laborales y establecerá mecanismos para garantizar que los trabajadores sean remunerados como corresponde cuando las fábricas cierren.

El subsecretario de Trabajo Seth Harris dijo que “a través de dedicación y perseverancia, Guatemala y EE.UU han alcanzado un acuerdo sólido e innovador. Su implementación completa y oportuna durante los próximos meses alcanzará mejoras comprobables en la protección de derechos laborales en Guatemala”.

La AP solicitó una reacción a la embajada guatemalteca sin recibir respuesta.

La central sindical AFL-CIO y seis trabajadores guatemaltecos denunciaron en abril de 2008 que el gobierno guatemalteco había violado sus obligaciones laborales contempladas en el tratado de libre comercio al no velar por el cumplimiento de sus derechos laborales.

El gobierno de EEUU solicitó en julio de 2010 un periodo inicial de consultas con Guatemala para abordar las quejas y en agosto de 2011 Washington solicitó la creación del primer panel arbitral desde la aprobación de tratado de libre comercio. El panel fue constituido pero suspendió su trabajo mientras ambas naciones negociaban el plan. El panel quedará suspendido durante la implementación del plan.

La oficina comercial estadounidense (USTR) advirtió que si el plan no es implementado satisfactoriamente, el panel arbitral se reactivará.

Cathy Feingold, directora departamento internacional de la AFL-CIO, dijo que el acuerdo binacional es un primer paso positivo, pero no es suficiente. “Guatemala sigue siendo uno de los países más mortíferos en el planeta para los sindicalista. Durante los últimos siete años, más de 60 sindicalistas han sido asesinados en Guatemala, incluyendo 19 desde febrero del 2012”, dijo.

Feingold también expresó su preocupación de que aún con el plan acordado, el Ministerio guatemalteco de Trabajo “adolece de la autoridad apropiada para exigir responsabilidad a las corporaciones por violaciones a la ley laboral”.