0-1. Falcao da un triunfo muy sufrido al Atlético y aleja al Sevilla de Europa

Un solitario gol del colombiano Radamel Falcao, el vigésimo quinto que marca en Liga, dio un triunfo muy sufrido en el Ramón Sánchez Pizjuán al Atlético de Madrid (0-1), que llega así con mucha moral al derbi contra el Real Madrid y aleja al Sevilla de las ya complicadas opciones europeas que tenía. El técnico del Sevilla FC, Unai Emery, ha asegurado tras perder por 0-1 ante el Atlético de Madrid que están "indignados" con el arbitraje, ya que "un encuentro que, como mínimo empatas, lo pierdes porque el partido se lo da a ellos el árbitro con un error grave", al considerar que hubo una mano previa al gol. El técnico del Atlético de Madrid, el argentino Diego Simeone, ha dicho tras la victoria por 0-1 en el Sánchez Pizjuán que en un partido trabado, "de mucha intensidad y tensión alta", su equipo tuvo "la suerte de marcar" ante "un gran rival" como el Sevilla, por lo que ahora "la 'Champions' sí está más cerca".
Sigue a El Diario NY en Facebook
0-1. Falcao da un triunfo muy sufrido al Atlético y aleja al Sevilla de Europa
Los jugadores del Atlético de Madrid celebran el gol ante el Sevilla, en el partido de Liga en el estadio Sánchez Pizjuán. EFE/Paco Puentes

Sevilla, 21 abr (EFE).- Un solitario gol del colombiano Radamel Falcao, el vigésimo quinto que marca en Liga, dio un triunfo muy sufrido en el Ramón Sánchez Pizjuán al Atlético de Madrid (0-1), que llega así con mucha moral al derbi contra el Real Madrid y aleja al Sevilla de las ya complicadas opciones europeas que tenía.

Sevilla, 21 abr (EFE).- El técnico del Sevilla FC, Unai Emery, ha asegurado tras perder por 0-1 ante el Atlético de Madrid que están “indignados” con el arbitraje, ya que “un encuentro que, como mínimo empatas, lo pierdes porque el partido se lo da a ellos el árbitro con un error grave”, al considerar que hubo una mano previa al gol.

Sevilla, 21 abr (EFE).- El técnico del Atlético de Madrid, el argentino Diego Simeone, ha dicho tras la victoria por 0-1 en el Sánchez Pizjuán que en un partido trabado, “de mucha intensidad y tensión alta”, su equipo tuvo “la suerte de marcar” ante “un gran rival” como el Sevilla, por lo que ahora “la ‘Champions’ sí está más cerca”.

Volvía el exsevillista Diego Pablo Simeone al Sánchez Pizjuán, donde en su día dejó huella de la garra y la competitividad que ahora, desde el banquillo, le imprime a su equipo. Ya lo hizo hace casi dos meses en la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey (2-2 y 2-1 en la ida), cuando el Atlético logró el pase a la final.

“Es una acción muy clara de mano, le da con la mano abierta. Entendiendo que el árbitro no la ha visto, tenemos que estar indignados. La semana pasada (contra el Betis) también salimos perjudicados, y no dije nada, y hoy hemos salido perjudicados claramente. Estaba 0-0 y teníamos opciones de ganar”, ha lamentado.

En rueda de prensa, Simeone ha reconocido que fue un choque igualado que el Atlético intentó “controlar teniendo el campo, el terreno, más que el balón”, y en el que su equipo pudo adelantarse en el primer tiempo si hubiera “aprovechado algunas contras”, y ha añadido que en el segundo “se trabó más el partido” y “por fortuna nos llegó ese gol”.

Con las bajas de dos sancionados en el Sevilla, el argentino Federico Fazio y el chileno Gary Medel, y de dos lesionados en el Atlético, el turco Arda Turan y el portugués Tiago Mendes, se vivió un duelo muy intenso que confirmó lo que estaba en juego: los sevillistas, meterse en Europa; y los rojiblancos, la segunda plaza.

Aunque ha declarado estar “satisfecho del trabajo del equipo”, ha insistido en que lo sucedido “es una pena”, porque el Sevilla ha generado “varias ocasiones buenas de gol en el segundo tiempo”, si bien ha añadido que “hay que seguir insistiendo desde la indignación del resultado final, por cómo se ha producido”.

Además de asegurar que no vio una posible mano de un jugador suyo que precedió al gol del colombiano Radamel Falcao, el argentino ha indicado que cambió al brasileño Diego Costa porque tenía una amarilla por la que se perderá el derbi contra el Real Madrid, algo a lo que le ha restado importancia porque “podía pasar”.

En un choque con mucho ritmo y muy competido, los madrileños estuvieron más incisivos en el inicio y llevaron peligro a la meta del portugués Beto en una acción del colombiano Falcao, muy hábil en el área, que remató alto por poco Mario Suárez.

Para Emery, “es una pena que con el trabajo del equipo, que está dando pasos adelante, hemos sido claramente perjudicados en los dos últimos partidos, y entonces eso molesta porque son errores”, y ha dicho que el árbitro “se ha equivocado y nos ha perjudicado mucho”.

“Lo importante es que hoy ganó el equipo, y eso es lo que nos llevamos para el grupo. Me quedo con el extraordinario trabajo que hizo el equipo en un campo donde el Sevilla estaba muy fuerte. Hoy lo demostró, jugó bien, atacó, pero nosotros tuvimos la suerte de marcar”, ha argumentado.

Se entró luego en una fase donde los de Simeone cometieron varias faltas para contener el ímpetu del equipo de Unai Emery, que atosigó bien al dinámico y veloz cuadro rojiblanco. Aún así, el Sevilla no llegó con claridad arriba hasta el minuto 19, cuando Negredo controló por dos veces con el pecho en el área y tiró alto.

El técnico sevillista ha dicho que el partido ha sido “igualado” y que “el Atlético defiende muy bien” y busca sus “opciones con Diego Costa y Falcao”, aunque el Sevilla supo “sujetarles bien y desquiciarles en gran parte del choque”, además de que “se adaptó bien” al hecho de que ellos lo volvieran “bronco, muy parado”.

Para Simeone, “está bueno” que los Sevilla-Atlético sean “siempre calientes, de tensión alta”. “Esto es fútbol, luego nos saludamos todos”, ha añadido.

Ivan Rakitic -que atrasó su posición por la baja de Medel al no poner Emery al holandés Maduro- asumió la responsabilidad en el medio campo e intentó surtir de balones a Jesús Navas, Negredo y al exatlético Reyes, que, a pase del croata, pudo marcar al filo de la media hora, pero su tiro desde la frontal del área se marchó alto.

“Hicimos un partido para ganarlo. A partir del empate, el que más opciones ha tenido para ganar ha sido el Sevilla. Da pena que, después de ese gran trabajo, no tengamos recompensa”, ha subrayado.

Ha insistido en que la Liga de Campeones “sí está más cerca” después del “esfuerzo enorme que se ha hecho toda la temporada”, y ha señalado que sin gente “importante” como Arda Turan o Tiago Mendes “el equipo ha reaccionado muy bien”, por lo que está “orgulloso de estos jugadores y ojalá la gente del Atlético esté contenta por el trabajo que está haciendo el equipo”.

El Atlético, con el uruguayo Cristian Rodríguez, el brasileño Diego Costa -marcó tres goles al Sevilla en sus dos últimas citas- y Falcao como estiletes, perdió algo el dominio y quiso salir con velocidad desde atrás, como en un centro del colombiano que nadie remató y un balón suelto que Costa no enganchó, con lo que acabó con 0-0 una primera mitad muy reñida, de mucho control y pocas ocasiones.

Emery ha dado la “enhorabuena al Atlético por su temporada, pero hoy ha logrado una victoria que no ha merecido”, y ha afirmado que “se ha ganado por derecho estar con los grandes, por su gran trabajo, y a partir de ahí hay situaciones en la que los árbitros ese respeto a los grandes también se lo tienen al Atlético”.

El técnico rojiblanco ha calificado este triunfo como una victoria “fuerte”. “En este campo no se gana fácil, hay que sufrir y trabajar mucho. Ya faltan menos partidos y evidentemente el camino está más cerca, aunque hay que seguir trabajando”, ha dicho.

Tras el descanso, el juego no varió, con ambos equipos sin querer dejar espacios atrás y muy precavidos: el Sevilla, con un punto más de gas, rozó el gol en el 48 en un centro de Navas que cabeceó Coke y al que el belga Courtois respondió con un paradón en la línea de gol; y el Atlético, falsamente agazapado, saliendo a la contra.

Ha asegurado que Costa “ha estado provocando, fingía, paraba el juego, se echaba al suelo”, y que “para eso están los árbitros”, y ha admitido que “ahora está más difícil Europa, pero tenemos opciones, necesitamos dos victorias para verlo”, ha concluido.

El choque se crispó y, al cuarto de hora de la segunda mitad, Diego Costa vio la amarilla, con lo que se perderá el derbi contra el Real Madrid, a lo que siguió un enfrentamiento entre el sevillista Cala y el brasileño en una fase en la que apenas se jugó.

En una falta sacada por Filipe Luis, Radamel Falcao cabeceó fuera por poco. Simeone metió a Raúl García por Cristian Rodríguez para oxigenar a su equipo y a Adrián por Diego Costa, muy descentrado, y Emery quitó a Botía, que tenía tarjeta, y a un apagado Reyes para meter de central a Maduro y al argentino Perotti en la mediapunta.

Las ocasiones escaseaban en ambas áreas, aunque quizás el Sevilla lo buscó con ahínco pero sin opciones claras de gol. Sin embargo, fue el Atlético, siempre peligroso y sin perder nunca la fe ni el sitio, el que logró el 0-1 con el vigésimo quinto gol de Falcao, al tocar un tiro cruzado de Raúl García a un cuarto de hora del final.

El Sevilla lo intentó a base de arreones y con más garra que fútbol. Negredo, en dos remates de cabeza al filo del minuto 90, y Rakitic, con una falta que estrelló en el larguero en el 91, rozaron el empate. El Atlético sufrió muchísimo, pero mantuvo milagrosamente su ventaja merced a la espectacular actuación de Courtois.

– Ficha técnica:

0 – Sevilla FC: Beto; Coke, Cala, Botía (Maduro, m.59), Fernando Navarro (Babá, m.79); Rakitic, Kondogbia; Jesús Navas, Reyes (Perotti, m.68), Alberto Moreno; y Negredo.

1 – Atlético de Madrid: Courtois; Juanfra, Godín, Miranda, Filipe Luis; Koke (Saúl, m.88), Mario Suárez, Gabi, Cristian Rodríguez (Raúl García, m.63); Diego Costa (Adrián, m.67) y Falcao.

Gol: 0-1, M.76: Falcao.

Árbitro: José Luis González González (Comité Castellanoleonés). Amonestó al local Botía (m.36) y a los visitante Falcao (m.11), Godín (m.24), Mario Suárez (m.57), Diego Costa (m.59) y Courtois (m.90).

Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo segunda jornada de la Liga BBVA, disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores. Terreno de juego en buen estado.